back to top

21 veces en las que las fotos de stock nos representaron a todos

Es como si nos leyeran el alma.

publicado

1. Cuando eras pequeño y te flipaba jugar a romperle el cuello a mamá.

"Parad, pequeños hijos de p***".
Christinlola / Getty Images

"Parad, pequeños hijos de p***".

2. Y para eso, ya de bebé, hacías dominadas con lo primero que encontrabas por casa.

¡Qué recuerdos!
Moodboard / Getty Images

¡Qué recuerdos!

3. O como cuando para cortar con tu novio le hiciste una lámina explicativa con photoshop y la rompiste en sus narices.

Le quedó clarísimo.
Konstantynov / Getty Images

Le quedó clarísimo.

4. ¿Y qué me dices de cuando fuiste al otorrino por un dolor de oídos y te sacaron a un señor asustado de la oreja?

"¿Serían tan amables de invitarme a un café con leche? Llevo tres meses comiendo cera", dijo el muy truhán.
Shutterstock / Via awkwardstockphotos.com

"¿Serían tan amables de invitarme a un café con leche? Llevo tres meses comiendo cera", dijo el muy truhán.

5. Y luego estuviste un tiempo con una oreja tres veces más grande de lo normal.

Pero, contra todo pronóstico, NO OÍAS NADA. ¡Maldito hombre-virus del oído!
Shutterstock / Via awkwardstockphotos.com

Pero, contra todo pronóstico, NO OÍAS NADA. ¡Maldito hombre-virus del oído!

6. O esas veces en las que tu pareja y tú os habéis puesto un poco tontos dejando florecer vuestras fantasías.

Fuse / Getty Images

7. Y luego habéis terminado hechos un cristo en el hospital pero muy enamorados.

¡Feliz San Valentín!
Michael Blann / Getty Images

¡Feliz San Valentín!

8. ¿Y qué me dices de todas esas noches que, después de un duro día de trabajo, todos nos hemos dado un relajante baño de cereales?

Felixrenaud / Getty Images

9. ¿Te acuerdas de cuando eras becario?

Paul Harizan / Getty Images

10. Ah, y tu primer trabajo de verdad. Cuántos recuerdos.

Otro día duro en la oficina.
Huntstock / Getty Images

Otro día duro en la oficina.

11. ¿Te acuerdas de la vez que tuviste ese problemita de salud por el que tuvieron que llamar a un exorcista?

Menos mal que todo quedó en un susto.
Sutterstock / Via awkwardstockphotos.com

Menos mal que todo quedó en un susto.

12. Aunque casi fue peor cuando aquel alien se te metió en el cuerpo.

Oh, fotos de stock... ¡es que me leéis el alma!
Lofilolo / Getty Images

Oh, fotos de stock... ¡es que me leéis el alma!

13. Todos recordamos con especial cariño la etapa en la que nos convertimos asesinos en serie.

"¿Making a Murderer? Jajaja, ¿estamos en 2006 o algo?"
Nomadsoul1 / Getty Images

"¿Making a Murderer? Jajaja, ¿estamos en 2006 o algo?"

14. O el año que no tenías dinero para unas vacaciones decentes así que te las montaste en tu propia casa.

¡Era imposible sacarte de ese retrete!
Nomadsoul1 / Getty Images

¡Era imposible sacarte de ese retrete!

15. ¿Te acuerdas de tu fase vegetariana?

"¡No volveré a comer carne!", decías todo el rato, "¡y para demostrarlo mutaré a plantita de interior!".
Thinkstock

"¡No volveré a comer carne!", decías todo el rato, "¡y para demostrarlo mutaré a plantita de interior!".

16. No todo son buenos recuerdos, también está lo de aquella vez que entregaste tarde un informe y te pusieron el cono de la vergüenza.

:___(No pudiste lamerte tus partes en todo el día.
Fuse / Getty Images

:___(

No pudiste lamerte tus partes en todo el día.

17. Todos hemos tenido esa etapa de "he aprendido a hacer spagat y pienso hacer el spagat hasta con un cono en la cabeza", ¿verdad?

Eyecandy Images / Getty Images

18. Y todos tenemos esos malditos amigos a los que invitas a cenar y empiezan "Ay, pero yo no tomo lácteos", "Yo soy vegano" o "Yo no ceno tranquilo si no llevamos todos servilletas de papel en la cara".

Simon Bremner / Getty Images

19. Todos tenemos una sobrina favorita por la que somos capaces de mover cielo y tierra y a la que, por su cumpleaños, siempre intentamos regalarle algo muy especial.

"¿Me está diciendo que la legislación internacional importa más que la sonrisa de un niño? No tiene corazón, agente de aduanas".
Erik Snyder / Getty Images

"¿Me está diciendo que la legislación internacional importa más que la sonrisa de un niño? No tiene corazón, agente de aduanas".

20. Cuando alguien te dijo "¿por qué no te compras un bosque y te pierdes en él?". Y lo hiciste.

¡Vaya si lo hiciste! Era TU bosque y podías hacer en él lo que quisieras.
Michael Blann / Getty Images

¡Vaya si lo hiciste! Era TU bosque y podías hacer en él lo que quisieras.

21. ¡Gracias, fotos de stock! ¡Qué bellísimos recuerdos!

Shutterstock / Via awkardstockphotos.com