back to top

Tíos, haceos mirar eso de no saber comprar tampones, no me seáis inútiles

Breve guía de compra.

publicado

Queridos tíos, es hora de que nos pongamos serias con un tema: vuestro problemita con los tampones.

Getty Images / BuzzFeed

Estarás familiarizado con ellos: son esos rollitos de material absorbente que viven en los cuartos de baño y que cuando menstruamos nos introducimos en el bolsillo que nos ha regalado Dios para contenter el flujo sangriento que nos sobreviene una vez al mes.

Aunque está claro que si eres un hombre cis es bastante probable que jamás tengas la necesidad de utilizar uno de estos a menos que tu nariz no pare de sangrar o alguien te dispare con una escopeta de perdigones.

Pero también está claro que si estás en una relación con una mujer, es áltamente probable vivir una situación de emergencia en la que tu cari te llame y te diga "cari, ¿harías el favor de comprarme una caja de tampones?".

Getty / BuzzFeed

Y ante esa situación de emergencia es bastante desagradable escuchar a tu cari, hombre de tu vida, amor de tus amores, quejarse como un niño de 3 a 6 años por tonterías como "¿y no puedes bajar tú? ¿Y yo cómo voy a saber eso? ¿pero dónde los venden?" y un largo etcétera de excusas mientras, no olvidemos, a nosotras nos sangra el c***.

Tranquilo, el problema no eres tú, el problema es que la menstruación ha sido (y continúa siendo) un tema tabú en nuestra sociedad y que tiende a provocar apuro y vergüenza entre las mujeres que la tienen por no tratarse con la naturalidad con la que se debería tratar.

Aunque cuando no somos parte de la solución, somos parte del problema. E igual que tu novia puede subirte unos rollos de papel higiénico, una espuma de afeitar o tu champú preferido cuando se te acaba alguno de estos productos (y estoy 100% segura de que lo hace) sin conseguir exasperarte con 119 preguntas absurdas, tú, como adulto funcional, deberías ser capaz de comprar una caja de tampones.

Porque, a ver, si quizás tienes una carrera, has conseguido un trabajo y tienes incluso novia... no me puedes decir que de verdad no sabes cómo comprar tampones.

Getty Images / BuzzFeed

Querido hombre: ante todo deberías saber que probablemente tu pareja te indique previamente qué quiere con exactitud. Aun así, aquí te ayudamos con la compra más fácil del universo.

Publicidad

1) Hay dos tipos de tampones: con aplicador o sin aplicador. Y más o menos lucen así.

Lpettet / Getty Images, Emapoket / Getty Images

De todas formas, no hace falta que te pongas a abrir cajas de tampones en tu supermercado de confianza: suele indicarlo en la misma caja, junto con el material (aplicador de cartón o de plástico, por ejemplo).

Seguramente tu novia te diga qué tipo de tampones prefiere, así que solo te tienes que tomar el esfuerzo de leer durante dos milésimas de segundo qué pone en cada caja.

2) Y dentro de lo anterior, hay cuatro tipos de tamaño: ligero, regular, súper y superplus.

Nustock / Getty Images

Y aquí cada mujer es un mundo y tiene una regla particular, pero a modo de orientación, si está entre el primer y segundo día de regla es mejor tirar a un súper y si está en los últimos es mejor uno ligero. Aunque, de nuevo, tu novia de dará las indicaciones suficientes. Y también pone cada cosa en su caja.