back to top

Cómo Andrea Janeiro en su 18 cumpleaños tuvo que soportar los insultos de miles de desconocidos

"¿Cómo pudo suceder?", se pregunta ante un nuevo caso de bullying un señor de 43 años con una cuenta de Twitter mientras bromea a costa de una chavala de 18.

publicado

El jueves 20 de julio, Andrea Janeiro, la hija del torero Jesulín de Ubrique y de Belén Esteban, cumplía 18 años. Aunque su figura fuese de sobra conocida por ser hija de quien es y por la inolvidable frase de su madre instándola a que se comiera el pollo, el rostro de Andrea Janeiro no se encontraba expuesto en medios gracias a la actual Ley de Protección al Menor que tenemos en España.

En día de su 18 cumpleaños, la revista 'Lecturas' retrasaba la salida de su número semanal para presentar a Andrea Janeiro en sociedad a bombo y platillo en una primera portada donde la hijísima se mostraba ante el mundo utilizando la archiconocida frase de su madre: "yo por mi madre mato, no una sino mil veces".

La adolescente, que hace tan solo un par de días tenía 17 años, se ha convertido en el foco de las bromas de un grupo bastante extenso de tuiteros que han comenzado a meterse con su aspecto físico en cuanto la joven ha alcanzado la mayoría de edad. Ayer y hoy, Twitter se llenó de insultos, burlas y mofas a costa del físico de Andrea Janeiro, algunos llegando a alcanzar los 3000 retuits.

Por favor, volved a pixelar la cara de Andrea Janeiro.

Ahora que eres mayor de edad Andrea Janeiro, decirte que eres más fea que un pie, solo eso.

Si Andrea Janeiro se presenta de tronista en MYHYV no entra al plató ni la señora de la limpieza.

Los "chistes" a costa del físico de Andrea Janeiro llegaron tan lejos, que la cuenta de Twitter de la Policía pidió respeto.

Las redes están repletas de bellezones, mentes privilegiadas y sabios de mil y una ciencias... que hoy convierten a… https://t.co/9Vb1BRgoCr

Desde el año 2015, los casos de bullying han aumentado en un 240%. Este alarmante crecimiento no es necesariamente una mala noticia: existe mayor concienciación y sensibilización social, por lo que también se da un mayor nivel de detección y también de respuesta. Aun así, este crecimiento demuestra que el acoso escolar sigue siendo un problema grave que afecta a miles de menores al año en España.

Según datos de la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo), el acoso presencial es más característico entre varones, mientras que las mujeres sufren más casos de cyberbullying o acoso a través de Internet.

Todos muy en contra del bullying pero bien que insultáis a Andrea Janeiro por su físico. Sigue siendo una cría, le podéis joder la vida.

Sois conscientes que Andrea Janeiro sigue siendo una niña ¿no? ¡La maldad en Twitter parece no tener fin! Luego nos quejamos del bullying...

Insultar a una persona por su aspecto físico es quizás uno de los recursos más zafios pero también más comunes, no ya centro del ciberacoso sino también en la vida real. Y, en una sociedad que todavía está muy lejos de ser igualitaria, las mujeres se convierten en el target perfecto para este tipo de abuso. Un 92% de las mujeres tiene distorsionada su imagen corporal y el 60% de ellas se encuentran insatisfechas con su físico, frente al 4,9% de los varones. Estos datos se deben a muchísimas causas, la primera y principal es la excesiva presión que las mujeres tienen sobre su aspecto físico y sobre cómo la sociedad las mira y las valora. Que un grupo de adultos supuestamente funcionales, en su mayoría varones, utilice el físico de una adolescente con el fin de hacer la gracieta y conseguir retuits es una muestra más de todo lo que funciona mal en la sociedad.

"¿Cómo pudo suceder?", se preguntan escandalizados, golpe en pecho, los dueños de estas cuentas o cuentas similares cada vez que un caso de acoso escolar lleva a un crío a abrir los telediarios. Las campañas contra el acoso llevan meses apareciendo en nuestros timelines: padres, educadores, psicólogos e instituciones públicas se pasan el día alertando de los peligros del bullying y el ciberbullying. Cuando la campaña tiene nombre y se presenta de manera formal, todo el mundo tiene aprendidas las causas y las consecuencias de las acciones que pueden llevar a un adolescente a vivir la peor época de su vida. Cuando la actualidad pide el chiste rápido, pronto nos olvidamos de lo aprendido, como si fuéramos incapaces de relacionar ambos conceptos, como si por ser "la hija de", la crueldad ajena no le pudiese afectar. "¿Cómo pudo suceder?", se pregunta un señor de 43 años con una cuenta parodia haciendo bromas a costa de una chavala de 18.

Que sea la "hija de" no debería ser motivo ni excusa para insultar a una chica de 18 años por su aspecto físico. Recordemos que, a pesar de la opinión personal que alguien pueda tener sobre los Janeiro o sobre Belén Esteban, estos son adultos que han aparecido de manera voluntaria en televisión, mientras que las fotografías de Andrea Janeiro no llevaban ni siquiera 12 horas circulando por la red.

Llevamos 18 años escuchando el nombre de Andrea en platós de televisión de prácticamente todas las cadenas España. Sabes de quién es hija, sobrina y nieta. Sabemos que no le apetecía pollo en un día concreto de su vida. Y ahora sabemos qué aspecto tiene. ¿Cómo es posible que después de 18 años los únicos comentarios sobre ella, los que le han llevado a Trending Topic, estén relacionados con su cara? ¿Cómo no van a estar las mujeres excesivamente preocupadas por su aspecto físico si es lo primero y lo último que se va a valorar de ellas?

Según expertos, entre las consecuencias del acoso se encuentran la bajada de autoestima, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas e incluso la aparición de distintas fobias. Ninguna adolescente de 18 años puede estar preparada a que medio Twitter se pase un día entero haciendo bromas sobre su físico.

Frente a esta repugnante situación, Andrea Janeiro celebró su cumpleaños como cualquier otra chica que llega a la mayoría de edad: rodeada de sus amigos y sus seres queridos.