back to top

19 Imágenes que demuestran que tu infancia no fue tan única como creías

Tus 10 primeros años no fueron tan únicos como creías.

publicado

1. Probablemente hasta el día de hoy creías que eras el único niño que recibía sus vitaminas esenciales al devorar a Pedro Picapiedra.

2. Pobre lápiz.

3. Nada como la dicha de punzar el borrador con tu lápiz hasta que la punta de éste se partiera, o la profe te llamara la atención.

4. Quizá era el sonido, o la sensación producida por cada mini explosión, o ambos, o algo más. No importa. Lo que importa es que te encantaba.

5. No fuiste el único niño que tuvo un Halloween inolvidable gracias a los extraños disfraces que inventaban sus papás.

6. Algunos pequeños dominaron la actividad de llenar bombas con agua a la velocidad máxima y con plan de defensa incluido.

7. El engaño más grande de tu existencia ya fue una prueba superada.

8. Lloraste para que te lo compraran, lo tiraste por las escaleras, lo usaste de manga, y lo perdiste.

No tuviste infancia si no jugaste con esta cosa 😍

9. Nadie te criticará por ser uno de lo millones de niños que consumieron caja tras caja de cigarrillos enfrente de sus padres. Bueno, de ESTOS cigarrillos.

Si no comiste o simulabas que estos eran "cigarrillos" no tuviste infancia.

10. Y porque jugar a fumar no fue suficiente, también le metiste mano a los fuegos artificiales. ¡Qué infancia tan serena!

11. Ojalá y no te hayas olvidado de lo mucho que te ayudó tu sexto sentido.

Responder un examen con el típico método “de tin marin de do pingüé”. - si no lo hiciste no tuviste infancia. ⭕✅

12. Puede ser que tenías un juego pendiente en el recreo, una cita con tu media naranja, o una emergencia de vida o muerte... El punto es que NADIE salía hasta que no se solucionara el asunto.

13. Añadirle más crema a tu galleta Oreo aún se posa en tu existencia como una de las primeras veces en que te rebelaste en contra de lo "normal".

14. Tú jurando que eras el único en haber vivido la adrenalina que este gusano payaso nos daba.

Si no te montaste en este juego, no tuviste infancia

15. Dice la leyenda que estos pollitos de colores podían crecer y transformarse en sancocho, sin importar cuánto llorase el niño que a gritos le pedía a mamá que no cocinara a su ¡¡¡MEJOR AMIGO!!!

16. Tu mamita no fue la única.

17. "No abrir" era una atractiva invitación para hacer TODO lo opuesto.

Si nunca te dijeron que esta madre era veneno no tuviste infancia 😂

18. Aprender acerca de riesgos y éxitos financieros con simples tazos no fue exclusivo de tu infancia.

19. Y definitivamente no fuiste el único que paró el mundo entero para rescatar tan pronto como fuera posible... a la querida pelota de los mil juegos.