back to top

Esta mujer se negó a ceder el asiento que ocupaba su perro en un autobús

Dice que ella pagó por el puesto.

publicado

El Transmilenio es el transporte público masivo en que deben de confiar miles de colombianos para movilizarse en la ciudad de Bogotá. Entre los problemas económicos y funcionales que abruman a los usuarios de este servicio, se encuentra ahora la presencia de perros en estaciones y buses.

Publicidad

"Había una señora alegando, pidiendo que le entregaran la silla", le dice a Noticias Caracol el hombre que reportó lo sucedido en las redes sociales. Explica que la razón que ofrecía la mujer era que ella había pagado por el puesto que ocupaba el canino.

Publicidad

Un reportero de CityTV Bogotá caminó la estación con un perro sin bozal y libre de contenedores en un intento por captar las reacciones del personal y usuarios del sistema. Conductores y personal de seguridad parecían no ver al animal.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

"Parece que no hay control, definitivamente, con el tema de animales", dice el reportero de CityTV Bogotá.

¡Síguenos en las redes sociales!

Patrocinado