Por qué en realidad nunca olvidamos a Ross y Rachel

Ella está hecha para él.

publicado