back to top

15 Historias de terror de sexo anal que te darán náuseas

Las cosas están a punto de ponerse cochinas.

publicado

Le preguntamos a la Comunidad de BuzzFeed por sus historias de sexo anal más incómodas. Estos son los resultados dolorosamente divertidos.

Para que lo sepas: a pesar de estas terribles anécdotas, el sexo anal puede también ser muy agradable si a ti y a tu pareja(s) les gusta. Mira algunos consejos útiles aquí.

1. El paseo más vergonzoso de todos los tiempos:

"Me reuní con un chico de Grindr, y él tenía el pene más grande que yo había visto. Tuve que sacar el pene de mi culo porque me dolía mucho, y él dijo, 'Joder, hiciste un desastre.' Vi lo que parecía como un galón de estofado de res, y el olor llegó poco después. Empezó a vomitar por toda mi espalda, y llegó hasta mi pelo, los ojos, la cama y el piso. Su hermana tocó la puerta para ver lo que estaba pasando, y él comenzó a volverse loco. Se metió en el baño mientras yo, todavía cubierto de caca y vómito, trataba de ponerme mi ropa. Fue imposible salir con algo de dignidad".

DutchMN

2. El calcetín esponja:

"Cuando estaba en la preparatoria, mi novio y yo lo estábamos haciendo en su coche, y él sugirió que lo hiciéramos anal. Estuve de acuerdo, pero me sentía nerviosa por eso porque no tenía ni idea de cómo sería. Así que lo metió y mi culo no estaba vacío - terminé cagando encima de él. Me puse a llorar inmediatamente mientras él se limpiaba el pene cubierto de mierda con mi calcetín".

chloep4

Publicidad

3. La princesa que se desmaya:

"Tengo una enfermedad del corazón por la que me desmayo cuando me lastimo. No le digo a mucha gente, porque no creo que todo el mundo deba saberlo. Bueno, mi novio y yo estábamos teniendo sexo 'doggy style' una vez y se le salió, y cuando trató de embestir de nuevo, accidentalmente se fue al agujero equivocado. Grité y traté de correr al baño - yo no quería desmayarme en frente de él, pero no llegué; ¡me desmayé en el piso de su cuarto y me desperté al oírlo gritar a su madre que viniera a ayudar!"

brittanyd26

4. El gas de uva:

"Siempre le decía a mi ahora ex-novio que no me gusta el sexo anal, porque siempre me dolía demasiado. Pero él siguió pidiéndolo, así que dije 'qué chingados'. Bueno, me había comido un tazón grande de uvas ese día, y por supuesto, él entró y se me escapó un pedo tan jugoso que él lo sintió vibrar en su miembro. Él nunca lo pidió de nuevo".

danielleh66

Publicidad

5. La brigada de sangre:

"Yo estaba en mi periodo y queríamos tener relaciones sexuales, por lo que decidimos hacerlo anal. Unos 20 minutos antes, me dieron ganas de hacer caca, pero no hice. Nos pusimos calientes y pesados, me estaba empujando a la pared, me lastimé el hombro, terminé cagando por completo en su salchicha, y como fue tan intenso, sangré durante dos días por mi trasero".

kmkluk

6. El botín ardiente:

"Era mi primera vez de sexo anal con mi novio. Tomamos un par de copas y finalmente me convenció de intentarlo. Usó un poco de lubricante, pero tras dos minutos, mi culo estaba en LLAMAS - ¡Tuve una reacción alérgica al lubricante que eligió! Me marcó para siempre para no volver a intentarlo".

abbeyl4

7. El limpiador silencioso:

"Estaba viendo a este buen tipo, muy relajado y decidí que era el primero con quien debería hacerlo anal. Nos pusimos a hacerlo, y lo tomé bien. De repente, lo sacó y se alejó con calma. Me quedé allí, con mi culo incitante en el aire, esperando a que volviera. Cuando finalmente lo hizo, en silencio limpió mi culo con una toalla de papel. Al parecer había caca sobre todo el culo y su pene".

hollyc4

Publicidad

8. No vayas cagando cascadas:

"Estaba experimentando con mi pareja, y en un principio no era tan malo como lo que había previsto. Pero cuando lo estaba sacando, se movió demasiado rápido, y simplemente empecé a sacar semen y diarrea líquida. Corrí desnuda al inodoro, y había caca en sus muslos y en toda nuestra cama y en el suelo al ir al baño".

chelseakc18

9. Algo como pescado:

"Me junté con un chico de Grindr. Lo hicimos en su coche, y cuando terminamos, no pudimos encontrar el condón. Pasamos mucho tiempo buscándolo antes de que yo decidiera irme a casa. Resulta que el condón estaba colgando de mi ano como una cola de hule azul".

robertw42

10. La pequeña ducha:

"Estaba teniendo sexo con mi ex, y después de haber terminado y limpiarnos, nos metimos a la cama. Él señaló algo, y dijo," ¿Qué es eso? "Era una caquita. Se había salido de alguno de nuestros traseros y estaba justo allí en la cama, mirándome. La siguiente vez que fui a su casa, tenía un juego de ducha esperando en su baño".

craigjohnm

Publicidad

11. ~Deja~ el culo en paz:

"Mi hombre y yo solíamos vivir con compañeros de casa, así que nos perdíamos en el bosque para tener relaciones sexuales. Un día estábamos en nuestro lugar en el bosque, y lo metió en mi trasero. Después de que lo sacó, su pene y mi trasero estaban todos cubiertos de caca líquida y semen. Tuvimos que limpiarnos lo mejor que pudimos, utilizando hojas y mi sudadera.Entonces tuve que transportar mi sudadera llena de caca por todo el camino a casa para lavarla".

—Pearl Black, Facebook

12. La montaña rusa emocional:

"La primera (y única) vez que mi marido y yo lo hicimos, me puse súper emocional después porque vi un pedazo de mierda en el piso junto a la cama y pensé que era mío. Estaba histérica - llorando y, básicamente, gritando. Le eché la culpa a los nervios súper sensibles que penetró. Y después de todo me enteré que la mierda en el piso era de uno de nuestros perros".

—Katherine Leigh Lyles, Facebook

Publicidad

13. El regalo escondido:

"Mi novio llegó a casa borracho y quería sexo anal. Lo habíamos hecho una vez antes, pero estábamos sobrios ambos y fuimos cuidadosos para ir lento y usar lubricante. Esta vez estaba tan borracho, que echó lubricante por TODO mi culo y ¡empujó su pene así nada más! Me dolió tanto que tuve que pararlo después de un minuto o dos. A la mañana siguiente fue al baño y ¡encontró MIERDA debajo de su prepucio que había estado allí toda la noche!"

sarahm4

14. La escena de la ducha:

"Estábamos intentando tener sexo en la ducha, y él confundió la puerta trasera con la puerta delantera al darle. Nunca habíamos probado anal antes, así que mi cuerpo entró en shock y me desmayé justo ahí, en la ducha".

laurab4

15. Y el encuentro casual:

"Lo hicimos anal durante 20 minutos y después me sentí ~ no del todo bien ~ Cuando llegué a la taza del baño, el asiento estaba abajo y tenía una tapa de cierre lento - de manera que cuando la tapa se bajó, había cagado todo el piso. Había mierda líquida por mi pierna y olía horrible, pero no sabía qué hacer. No había una ducha en el baño, y yo no podía aguantar para escapar, así que tuve que utilizar la mitad de un rollo de papel higiénico para lavar el piso y lavé mi pierna en el lavabo. Regresé a su habitación 15 minutos más tarde, fingiendo que no pasó nada".

—Bridget May Jackson, Facebook

Nota: Las publicaciones se han editado en longitud y/o claridad.