go to content

16 Cosas que deberías saber antes de ponerte lentes de contacto

No, tus lentes de contacto no acabarán en la parte trasera de tu cabeza.

publicado

Las lentes de contacto son prácticos y una opción popular para aquellas personas que necesitan ayuda para ver. Pero si hasta ahora solo llevaste gafas, pueden ser un poooco intimidantes.

Sony Pictures Animation / Via 8ast.tumblr.com

En realidad, no asustan tanto. Para ayudar a simplificar el proceso en el cual todo el mundo piensa al dar el paso, BuzzFeed Health habló con la optometrista residente en Nueva York, la Dra. Monica Nguyen, y con la Dra. Andrea Thau, presidenta de la Asociación Estadounidense de Optometristas y vocera de la campaña Think About Your Eyes. Esto es lo que quieren que sepas.

1. La prueba para utilizar lentes de contacto es más compleja que la que se hace para las gafas.

Ken Teegardin / Creative Commons / Via Flickr: teegardin

Así que no creas que la consulta durará poco. Antes de ver si estás cualificado para llevar lentes de contacto, tienes que hacer una prueba ocular completa, que incluye conocer la graduación y varias pruebas que evalúen la salud interior y exterior de tus ojos, según Thau.

Después de ello, comenzará tu adaptación a los lentes de contacto. El médico tomará medidas de la parte frontal de ojo y seleccionará las lentes de diagnóstico (las de prueba) para que las pruebes.

2. También tendrás que practicar cómo te los quitas y pones. Seguramente, tendrás que hacerlo muchas veces.

vine.co

"Los lentes de contacto son dispositivos médicos, por lo tanto, los pacientes necesitan entender que si se usan de forma inapropiada pueden producir complicaciones serias", dice Thau.

Esto quiere decir que tu médico se asegurará de que le pilles el truco antes de que te vayas, algo que puede durar media o una hora de más. A veces, incluso demorará más tiempo, sobre todo si no tienes experiencia al tocar tu ojo (por ejemplo, si no te maquillas regularmente).

3. Deberías pedir tu primera consulta médica cuando no tengas prisa.

Disney / Via imgur.com

Puede llevar un tiempo aprender a ponerse y quitarse las lentes de contacto, así que querrás asegurarte de que tendrás tiempo para estar seguro. "Cuanta más prisa tengas, más estresado estarás y más difícil será aprender algo nuevo", dice Thau.

4. Para prepararte, asegúrate de tener tus uñas limpias, lisas y recortadas, y no lleves maquillaje de ojos ese día.

MTV / Via inthelandofgifs.tumblr.com

Al final, podrás ponerte y quitarte las lentes de contacto sin importar la longitud de tus uñas, pero para comenzar es mejor tenerlas recortadas como ayuda adicional. (Por no mencionar que disminuye el riesgo de que te arañes accidentalmente la córnea en plan "¿Qué mierda haces?"). Pero no importa la longitud, porque siempre querrás asegurarte de que tus uñas estén lisas y limpias. Esto quiere decir que no tengan partes irregulares ni mugre dentro, según Thau.

En cuanto al maquillaje, cuando ya tengas las lentes de contacto, siempre querrás ponértelas antes de maquillarte y luego te las querrás quitar, por motivos de higiene, cuando te desmaquilles por la noche. Así que, para tu cita médica, ve con poco maquillaje para que no acabes manchándolo todo y mucho menos el lente de contacto.

5. Muchos factores determinarán qué lentes de contacto son los más apropiadas para ti, incluyendo tu estilo de vida y tus preferencias personales. Para que lo sepas, estas serán las opciones principales:

@realcirce / Via instagram.com

Los lentes más comunes son los lentes blandos, que tienen varias duraciones. Están los lentes desechables diarios, que se tiran después de un uso, y los lentes de 14 días y de 30 días, que necesitan limpiarse con una solución desinfectante después de cada uso. Thau dice que hay que pensar en las lontes blandas como si fueran zapatillas de andar por casa: que sean cómodas y que te acostumbres a ellas.

Luego tienes los lentes rígidos permeables al gas (RGP), que son más sólidos físicamente y tienen un tamaño menor. Los lentes más duros suelen dar una visión más nítida y pueden durar más tiempo (hasta uno o dos años), pero en un principio son más incómodos.

También están los lentes esclerales, que son lentes más grandes que cubren el blanco de los ojos y a menudo se aconsejan a personas con una sequedad de ojos severa o con córneas irregulares.

Por último, están los lentes tóricos (blandas, RGP y más), que están hechas para corregir el astigmatismo, es decir, cuando el ojo tiene más forma de balón de fútbol americano que de forma esférica.

6. Para la mayoría de personas con necesidades básicas de lentes, los desechables diarios son la mejor opción.

@abacuseyewear / Via instagram.com

"Cada día, te pones un par de lentes nuevos y limpios", dice Thau. "Siempre llevas lentes contigo. Es menos probable que lleves lentes dañados. No tendrás que preocuparte mucho por mantenerlos limpios. Para la mayoría de pacientes, los desechables diarios son una bendición".

Las desechables diarios son más caros, sobre todo si los llevas la mayoría de los días de la semana, en lugar de en ocasiones especiales. Sin embargo, si el precio es un problema, Thau recuerda también a los pacientes que los lentes de 14 o 30 días llevan un costo adicional por la solución desinfectante de las lentes de contacto. Por lo tanto, no hay mucha diferencia a largo plazo al comprar las desechables.

7. Pide al menos una cita médica.

IFC / Via giphy.com

Básicamente, tu médico querrá que lleves puestos tus lentes de contacto durante una semana o así, para que ~notes~ realmente si te gustan o no. Después de eso, dependiendo de si eran o no las más indicadas, deberías pedir cita para una consulta O bien tu médico podría mandarte otras más para probártelos.

8. Entre tu primera consulta y la cita de seguimiento, presta atención a estas señales para saber si los lentes son los más indicados.

NBC

Seguramente sabrás si unos lentes son las adecuados. Deberían hacerte sentir cómodo (que no notes casi nada) y ayudarte a, ya sabes, ver bien. Pero, según Nguyen, hay algunas cosas que podrías notar:

* La sensación de que los lentes se desplazan al pestañear

* Sentir los bordes de tus lentes

* Los lentes se vuelven más incómodos cuanto más tiempo los lleves puestos

* Problemas al ver cosas de cerca si los lentes son de lejos y viceversa

* Dolores de cabeza o vista cansada, lo que puede indicar que la graduación es demasiado fuerte

* Cualquier tipo de irritación (en serio, si sientes algún tipo de quemazón, escozor, picor o incomodidad, quítatelos)

9. No te desanimes si necesitas varios intentos para encontrar el par ideal de lentes de contacto. Es normal.

ABC / Via giphy.com

No es tan sencillo como encontrar un par de gafas que te gusten (cada uno tiene los ojos diferentes según la forma, química, sequedad, etc.), así que es totalmente normal realizar varias consultas de seguimiento y probar varios pares hasta que encuentres las lentes que te sirvan, según Thau. Ten confianza en el proceso y ten paciencia también, porque merecerá la pena.

10. Ahora bien, incluso con el par perfecto, te llevará un tiempo acostumbrarte totalmente a llevarlos.

The CW / Via pineapplely.tumblr.com

Seguramente, no tuviste que introducirte nada en el ojo antes. Y está claro que va a ser un poco raro. "La mayoría de la gente que empieza a utilizar lentes de contacto los siente un poco durante la primera semana", dice Nguyen. Por supuesto, sentirlos de una forma incómoda no es bueno, pero deberías percatarte un poco de que estás teniendo algo en tus ojos.

11. No puedes dormir, ducharte ni nadar con tus lentes de contacto, así que no lo intentes.

Nickelodeon / Twitter: @Kayy_see_lynn

Tu médico te dirá esto, pero mucha gente trata de hacer estas cosas de todos modos. Habrá que repetirlo: NO LO HAGAS. Esto va también para otras actividades acuáticas (jacuzzis, lavarte la cara, lo que sea). Básicamente, el agua no está lo suficientemente esterilizada cuando entra en contacto con algo que va a estar situado en tus ojos (de ahí que puedas tener infecciones).

12. Aprovechamos la ocasión para decirte que muchas personas que utilizan lentes de contacto cometen grandes errores las primeras veces:

imgur.com

Dejar el estuche de los lentes de contacto abierto en el baño. Una sola descarga del váter hace que se queden en el aire un montón de gérmenes. Que además es asqueroso.

"Mezclar" tu solución desinfectante. Tira la solución con la que dejas las lentes en remojo y utiliza una solución nueva cada vez.

Utilizar lentes mucho más tiempo del previsto. Si son diarias, quincenales o mensuales, úsalas según la duración que tengan. Como el CDC (Centro para el Control de Enfermedades) dice: las lentes de contacto son como la ropa interior, no la reutilices.

Dejar tus lentes de contacto en cualquier lugar, aparte de en su estuche, cuando no los tienes en los ojos. Simplemente no lo hagas.

Puedes leer más sobre malos hábitos con los lentes acá:

13. Antes de que lo preguntes, no, no acabarán en la parte trasera de tu cabeza.

The CW

Es totalmente normal preguntárselo (mucha gente lo pregunta, dice Nguyen), pero ¡NO PASA, LO PROMETEMOS! Si de verdad no encuentras tus lentes y ya miraste por completo el blanco de tus ojos, probablemente se cayeron.

14. Practicar y probar de diferentes formas cómo ponértelos y quitártelos está bien hasta que te sientas seguro.

Dr. Monica Nguyen / Via youtube.com

Por ejemplo, puede que te sea más fácil ponértelos con tu dedo corazón, en lugar de con el índice. O también puede que prefieras aguantar los párpados con algunos dedos sobre otros.

La seguridad será muy importante cuando te quites los lentes de contacto (cuando necesites ~pellizcártelas), así que asegúrate de que cuando te las quites lo hagas en el blanco de los ojos y no directamente desde la córnea. Con el paso del tiempo, notarás cuál es el mejor método para quitártelas, dice Thau.

15. Cuando dudes, quítate los lentes de contacto.

instagram.com

Si todavía te cuesta entender un poco el tema de los lentes, no optes por el peligro cuando se trate de irritaciones. "El dolor no es tu amigo", dice Thau. "Tus lentes de contacto deberían tener buen aspecto y hacerte sentir bien. Puedes lubricarlas con algunas gotas pero si eso no te alivia, quítatelas. Lo peor que puedes hacer es mantener el dolor y que pase de ser un problema sin importancia a uno muy serio".

Por supuesto, no tengas miedo de consultar con tu médico.

16. Y por último, celébralo, porque se trata de poder VER.

vine.co

A la mayoría de la gente le gusta la transición entre las gafas y los lentes de contacto, dice Nguyen. Los lentes de contacto conllevan una serie de responsabilidades y retos, pero obtienes una visión periférica, una mejor ampliación y no tendrás que preocuparte por las monturas. Así que, DISFRUTA.

Este post fue traducido del inglés.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss