back to top

12 datos sobre la comida que te van a volar la cabeza

La regla de los cinco segundos no existe, tíos. Vas a comer microbios igual.

publicado

1. La regla de los cinco segundos no existe.

Cactusoup / Getty Images

Si tiras un trozo de comida al suelo y lo dejas allí durante cinco segundos, es tiempo suficiente para que se llene de bacterias. La ciencia lo ha comprobado. Tendrá menos bacterias que un pedazo de comida que ha estado, por ejemplo, un minuto entero, pero definitivamente, aún así, comerás los microbios del suelo. Lo siento.

2. Un pimiento rojo tiene más vitamina C que una naranja.

Donhype / Getty Images

La gente siempre piensa en las naranjas y otros cítricos como superalimentos de vitamina C, sin embargo, un pimiento rojo posee más vitamina C que una naranja. Así que la próxima vez que te resfríes, es posible que desees una sopa de pimiento rojo en lugar de jugo de naranja.

3. Los higos contienen avispas digeridas.

Artisteer / Getty Images

Ciertos tipos de higos son polonizados por las avispas hembras, quienes intentan colocar sus huevos en el interior de éstos. En los higos que comemos, las avispas, por lo general, mueren antes de poner los huevos, y el higo entonces convierte a la avispa en proteína. Así que aunque no vas a encontrar ningún pedacito intacto de avispa dentro de un higo, en algún momento allí hubo una avispa.

Publicidad

4. Sólo el uno o dos por ciento del maíz que se cosecha cada año es comestible para los seres humanos.

Papabear / Getty Images

Existen básicamente dos tipos de maíz: el maíz dulce y el maíz de campo. El maíz dulce es el que comemos, pero es sólo aproximadamente el uno por ciento del maíz que se cultiva. El 99 por ciento restante es maíz de campo, que tiene granos duros y se utiliza principalmente como alimento para el ganado y para productos a base de maíz como el etanol.

5. ¿Conoces los twinkies, esa especie de Pantera Rosa de los americanos? Pues cambiaron su sabor por culpa de la Segunda Guerra Mundial.

Christian Cable / Via Flickr: nexus_icon

Los Twinkies tenían sabor a plátano originalmente, pero luego de que se desencadenara la Segunda Guerra Mundial las bananas comenzaron a ser racionadas. Como resultado, la receta se cambió por el relleno de crema que conocemos hoy en día.

6. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos permite que el ketchup contenga hasta 30 huevos de la mosca de la fruta.

Grafner / Getty Images

Todos los alimentos tienen que pasar ciertos estándares de seguridad y calidad. Sin embargo, existe una buena probabilidad de que aún así hayas comido una gran cantidad de insectos: el ketchup puede contener hasta 30 huevos de la mosca de la fruta, mientras que los arándanos pueden tener dos gusanos por cada 100 bayas.

Publicidad

9. Ese zumo de naranja "recién exprimido" de la tienda está aromatizado artificialmente.

Bill McCurdy / Via Flickr: acme401

El sabor del zumo de naranja se disminuye como parte del proceso de embotellado y preservación, por lo que, según se dice, los fabricantes realzan el sabor con "esencia y aceites de naranja" creados por las empresas de sabor y fragancia.

10. McDonald’s creó de forma intencional cuatro formas de nuggets de pollo, y todos los nuggets de pollo vienen en una de esas cuatro formas.

Brandon Wang / Via Flickr: uravms

Las cuatro formas, que son prensadas con cortadores de galletas, se llaman Bell (Campana), Boot (Bota), Bone (Hueso), y Ball (Bola). La empresa dijo que "tres [formas] hubieran sido muy pocas", pero "cinco hubieran sido, posiblemente, algo raro."

12. La miel nunca se echa a perder. Nunca.

Nitrub / Getty Images

Gracias a la combinación de propiedades fortuitas, tales como la falta de agua y la presencia de peróxido de hidrógeno, la miel nunca se echa a perder. Se han excavado frascos de miel en tumbas egipcias y resultaron estar perfectamente intactos y comestibles.

Este post fue traducido del inglés.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss