back to top

10 señales de que a tu equipo no lo dejan descansar

¡Es como si tu equipo tuviese una maldición! Todos sabemos que la buena suerte va y viene, pero, ¡¿por qué, por qué, por qué tiene que ser tu equipo el que sufre y no el de otros!? Pero en vez de enojarte, puedes desquitarte enviándole mala suerte al equipo rival. #enviamalasuerte

publicado

1. Siempre pitan penales a favor tuyo pero nunca logras meter un gol.

Via totalprosports.com

Estos son goles prácticamente asegurados que te los sirven en bandeja de plata, pero aún así no los puedes definir.

2. Obviamente el árbitro fue comprado por el equipo rival.

Repubblica TV / Via thesenews.com

Siempre el malo es el árbitro. Y a veces trabaja para el equipo contrario… o así parece.

3. Para no pensar sobre el récord de mala suerte de tu equipo, los propios hinchas se están lastimando a sí mismos.

Via hilariousgifs.com

Esto no es bueno. No, no. Para nada.

4. Llegas tan cerca, pero pase lo que pase, no logras que el balón se encuentre con la red en el arco.

Via cheezburger.com

Lo creas o no, ese balón no entró al arco.

5. No funciona ni siquiera aún cuando el gol es prácticamente asegurado y te llega envuelto como si fuera un regalo con lazo y todo.

Via onegif.com

Nada está a tu favor en este momento. Absolutamente nada.

6. Hasta la naturaleza está en contra de tu equipo.

Teleclub / Via gifbay.com

No importa si es lindo y tierno... ¡Aún así está en contra tuyo!

7. Parece literalmente como que ya nadie se fija en nada de lo que haces.

Via cheezburger.com

Tú sabes que el ábritro está comprado, pero alguien también tiene que darse cuenta, ¿verdad? ¿Mami?

8. La portería está en contra de tu equipo.

Via netanimations.net

¿Será que alguien contrató otra vez a un hechicero para maldecir el arco?

9. Los autogoles son cosas de la vida. Le puede pasar a cualquiera… ¿verdad? ¿Verdad?

Via whoateallthepies.tv

Falso. Es una vergüenza.

10. Y para empeorarlo todo, parece que tu equipo nunca ha jugado fútbol en su vida.

Via lolgifs.net

¡Sabes que tu equipo necesita un golpe de suerte, pero caray!