back to top

17 Ingredientes geniales para hacerte un mejor cocinero en el 2016

Alacena de ensueño.

publicado

1. Pasta de tomate

Piensa en la pasta de tomate como una versión súper concentrada de un tomate (menos agua = más sabor). Tiene un sabor súper ácido, y un poco dulce, que añadirá una ~dimensión~ completamente distinta a tu cocina.

PARA USARLA:

-La próxima vez que hagas un guiso o estofado, comienza por saltear unas cucharadas de pasta de tomate en un poco de aceite de oliva hasta que se ponga de un color ladrillo rojo y los azúcares naturales (los tomates tienen mucha azúcar) comienzan a caramelizarse. Entonces agrega las cebollas y verduras.

Coloca un poco sobre pan antes de tostarlo y cúbrelo con queso o un huevo frito.

-Para más sabor a tomate en tu salsa de tomate o sopa minestrone, saltea unas cucharadas en aceite de oliva antes de añadir los tomates enlatados.

2. Mostaza de Dijon de grano entero

Sí, es probable que tengas mostaza, pero... ¿tienes MOSTAZA DE GRANO ENTERO?

Aunque aún es muy fuerte, picante y especiada, es más suave que la Dijon común, Y ADEMÁS tiene una textura increíble. (¡¡Todas esas semillas de mostaza pequeñitas!!)

PARA USARLA:

-Usa unas cucharadas con verduras como papas y zanahorias antes de asarlas (quedan con increíbles trocitos crujientes que son una delicia).

-Para utilizarla como adobo, diluye la mostaza con un poco de aceite, añade un puñado de hierbas picadas y un poco de sal y pimienta. Mezcla con la carne, pollo, o cerdo antes de asarla, rostizarla o asarla a la parrilla.

- Ponla batida en vinagretas para ensaladas (como esta ensalada francesa de patata), mayonesa para untar, e incluso yogur para comer con verduras crudas (¡Los crudités han regresado, chicos!)

3. Pasta Miso

La pasta de miso es buena para mucho más que sopa (aunque es genial para eso también). Tiene un poco de acidez, mucho sabor salado, y un poquito de dulzura.

PARA USARLA:

-Disuélvela con un poco de agua hasta que tenga la consistencia de salsa ranchera y sazona con sal y pimienta. Mezcla con camarones, pollo, chuletas de cerdo o verduras antes de asar (los azúcares en el miso comenzarán a caramelizarse y quedará marrón, increíblemente delicioso, como en este coliflor asado con miso).

-Bate un poco de miso con un poco de vinagre de vino de arroz, aceite de sésamo, y un poco de agua para un cremoso y *VEGANO* aderezo para ensaladas y fideos.

-Mézclalo en mantequilla derretida y frótalo en filetes de pescado antes de asarlos al horno.

4. Buen aceite de oliva

Esto puede parecer súper ~básico~ pero yo sólo quería aprovechar esta oportunidad para decir que el aceite de oliva bueno hace la diferencia. Ya sea que lo consumas crudo (como en ensaladas o rociados sobre granos y pastas) o cocines con él (estos huevos fritos en aceite de oliva son la meta), el buen aceite de oliva al instante hace que todo sepa mejor. Dicho sea de paso, lugares com Whole Foods y Trader Joe tienen algunos aceites de oliva de alta calidad por no tanto $$.

PARA USARLO:

-Sobre todo, siempre. Elije extra virgen. Esto significa menos procesado, es decir, más puro, es decir, más sabor.

5. Vinagre de manzana

Yo uso este vinagre con más frecuencia que cualquier otro. Tiene una acidez suave con muy poca dulzura, por lo que no te golpea en la cara como el vinagre agresivo. Va bien con todo, desde verduras a granos a pollo. Incluso me gusta ponerlo en ciertos rellenos de TARTA en lugar de jugo de limón. Se puede beber, cocinar con él, hacer cócteles; ¿qué más se puede pedir?

PARA USARLO:

-Intercambia tu vinagre balsámico la próxima vez que estés haciendo un aderezo para ensaladas para ~cambiar las cosas un poco~.

-Añade un chorrito a la sartén después de cocinar pollo o cerdo, levanta esos pedacitos tostados, y LISTO. Acabas de hacer una salsa rápida y fácil.

-Ponlo en jarabe de maple y jugo de limón para una deliciosa bebida como esta Bebida desintoxicante

.

6. Sal marina crujiente

La sal marina en escamas es la mejor cosa que le puede pasar a tu boca. Son hermosos y crujientes copos gigantes de sal que se ven como pequeñas pirámides y realmente no son tan saladas. (O sea, es sal, pero las diferentes sales tienen diferentes niveles de salinidad. ¡Es verdad!)

Una caja (que cuesta alrededor de US$ 6 por una caja de 8 onzas) te durará, básicamente, para siempre y hará que todo lo que cocines se vea y sepa muy elegante.

PARA USARLA:

-Espolvoréala en galletas de chispas de chocolate (o cualquier otra) antes de hornearlas

-Úsala como toque final de un filete, chuletas de cerdo, o cordero, justo antes de que esté listo para servir.

-Úsala en ensaladas de temporada para darles un toque crocante.

7. Tamari (salsa de soya sin gluten)

Me gusta tenerla a mano, ya que sabe como salsa de soja, pero con un rico sabor más profundo e interesante. Además, todos mis amigos que no comen gluten pueden comerla (y *todos* tenemos un amigo que no come gluten).

PARA USARLA:

- Úsala en cualquier momento cuando utilizarías salsa de soja, como en este Aderezo de repollo de Napa

- En lugar de comprar esas almendras asadas con Tamari, simplemente mezcla unas almendras crudas con unas cucharadas de tamari y asa a 300° durante 20-30 minutos.

8. Aceite de coco

Sobre el aceite de coco, déjame contart sus usos. Empecé a cocinar con aceite de coco un día cuando se me acabó el aceite de canola y pensé: ¿Qué importa? SANTOS CIELOS, sí que cambió todo.* No es excesivamente tropical, así que no, no es como cocinar con bronceador, pero tiene un vago sabor a nuez, a coco. Cuando vayas de compras, ten en cuenta que el producto no refinado tendrá un sabor más fuerte a coco (que a mí me gusta) y el refinado será mayormente neutral (también genial). Ah, y es sólido a temperatura ambiente y líquido cuando se calienta (como la mantequilla), por lo que no te asustes si ves cambios de textura en tu cocina.

PARA USARLO:

-Es increíble en las galletas (como estas Galletas de jengibre y melaza), tortas, magdalenas y brownies. Sólo sustituye la mantequilla en tu repostería favorita.

-Úsalo en lugar de aceite de canola o de oliva la próxima vez que saltees/ases/hiervas verduras.

-HAZ TUS PALOMITAS EN ÉL. Mi mayor logro como cocinera fue descubrir lo bueno que sabe.

*También lo uso como loción y máscara de cabello, así que ya sabes, realmente amo el aceite de coco.

9. Alcaparras

Piensa en las alcaparras como pequeñas sorpresas saladas y encurtidas en tus comidas. Si eres una de esas personas que no aman las aceitunas, es posible que no te gusten, pero yo no soy esa persona. Algo así como mini pepinillos, excelentes en un bagel, sí, pero también excelentes para cocinar.

PARA USARLOS:

-Mezcla unas cucharadas en tu pasta al ajo y aceite de oliva.

-Añade algunas a la sartén la próxima vez que cocines un pollo aburrido (como este Pollo al limón con alcaparras).

-Corta algunas cucharadas y ponlas en una ensalada de atún o huevo.

10. Ají molido

Puede parecer obvio, pero esta es la especia que guardo junto a mi sal porque lo uso con tanta frecuencia como la pimienta negra común (Aunque a mí me gusta mucho la comida picante). Infunde a cualquier aceite con que estés cocinando mucho sabor, por lo que sólo necesitas una pizca, para ser conservador.

PARA USARLO:

- Ponlo sobre huevos fritos, escalfados o pasados ​​por agua. Y pizza.

-Sobre tostadas con aguacate (obvio).

-Mezcla con perejil picado como un toque final sobre pastas, cereales calientes, guisos y estofados

.

11. Migas de pan Panko

Guarda las migas de pan panko en el congelador (la mejor manera de almacenarlas), lo que significará que estás a minutos de crujientes empanizados al horno o dichosamente fritos en todo momento. Su textura más gruesa significa que son más crujientes, además de que pueden utilizarse dondequiera que usarías migas de pan comunes.

PARA USARLAS:

-Como rebozado para el pollo frito o al horno (prueba usar piezas enteras o lindos nuggets pequeñitos)

-Mézclalos con un poco de aceite o mantequilla derretida y úsalos como un complemento de berenjenas a la parmesana, macarrones con queso y otros guisos horneados.

-En albóndigas o pastel de carne en vez de pan rallado clásico (la textura esponjosa del panko realmente hace ~bolas más ligeras~)

.

12. Yogur griego

Lo mejor del yogur griego, además de literalmente todo, es que puede hacer todo lo que la crema agria puede hacer. Y algunas de las cosas que puede hacer la mayonesa. Es como un ingrediente milagroso, más ligero, más cremoso. Advertencia: Tenerlo en tu refrigerador en todo momento te animará a comerlo con todas tus comidas. Además, la diferencia entre el semidescremado y el integral no es tan obvia, así que puedes sentirte bien acerca de bajar en grasa con él.

PARA USARLO:

-Úntalo debajo de ensaladas de vegetales o granos

-Úntalo en tostadas y cúbrelas con cosas dulces (manzanas rociadas con miel) o cosas saladas (aguacate con ají molido)

-Agrega hierbas, pepino picado, y/o chalotes cortados en cubitos y sírvelo como salsa (como esta tzatziki, que comería como comida principal) o sobre una papa al horno.

13. Tahini

Piensa en esto como la mantequilla de maní 2.0. Es tostada, con sabor anuezado, súper cremosa y el tipo de cosa que nunca supiste que querías, pero definitivamente quieres. Es una manera increíble de aportar una rica cremosidad sin lácteos

PARA USARLO:

-Disuélvelo con un poco de agua, añade algunas hierbas picadas y crea un delicioso aderezo para vegetales y ensaladas de granos.

-Bátelo en yogur con un chorrito de jugo de limón para hacer una salsa para pollo a la parrilla o sartén

-Para sorprenderte realmente, el tahini puede ser sustituto de la mitad de la cantidad de mantequilla de maní en tu próxima masa de galletas de mantequilla de maní.

14. Salsa de pescado

Sí, es una salsa, hecha de pescado, que puede no ser la favorita de todos. Pero debería.

La salsa de pescado está llena de ese escurridizo quinto sabor ~umami~ y es salada, rara, y el ingrediente secreto que está presente en la mayoría de los alimentos tailandeses y vietnamitas. Un poco rinde mucho, lo que significa que una botella entera te durará toda la eternidad (en la nevera, se mantendrá por lo menos un año después de haber sido abierta) y se puede usar en todas tus comidas.

PARA USARLA:

- Ponle un toque a verduras asadas como coles de Bruselas, brócoli o coliflor después que salgan del horno

. -Bate el jugo de limón, una pizca de azúcar, ají molido, y una pizca de salsa de pescado para un delicioso aderezo para ensaladas. (Esta es la razón por la que la ensalada de papaya es tan rica.)

- Añade una pizca la siguiente vez que hagas salsa de tomate para pasta, créeme.

15. Cúrcuma

La raíz de cúrcuma fresca puede ser más difícil de encontrar, pero vale la pena. (Busca en mercados de Asia del sur o tiendas especializadas en línea). La especia seca también es impresionante. Tiene un sabor vagamente a jengibre y un color anaranjado eléctrico DIVINO que me dan ganas de frotarme en toda la cara. Ah, y también tiene propiedades anti-inflamatorias increíbles.

PARA USARLA:

- Añade una pizca o dos cuando hagas hummus

- Saltea con cebolla y ajo al hacer sopas líquidas o guisos (como esta sopa de manzana y calabaza)

- Cocínala un poco a fuego lento con el jengibre rallado, miel y rodajas de limón para una bebida súper adictiva y ~restaurativa~ (caliente o fría).

16. ¡Semillas!

Todas las semillas, en verdad. Las semillas de cáñamo, calabaza, lino, girasol. Son tal vez lo más versátil en la cocina, por no hablar de lo ~geniales~ y *saludables* que son. Sólo asegúrate de guardarlas en el congelador para aumentar su vida útil.

PARA USARLAS:

-Tuéstalas y espolvoréalas sobre ensaladas. (¡Algo así como un crouton!)

- Ponlas en granola (unas cucharadas en tu receta favorita) o para hacer un Crumble de semillas dulces para tu próximo postre

. Ponlas sobre galletas, pan chato o galletas antes de hornearlas para unas galletas crocantes y con un sabor anuezado

.

17. Anchoas

Literalmente podría escribir un libro sobre mi amor por las anchoas. Incluso si no te gustan las cosas relacionadas con el pescado, piensa en ellas como un ingrediente salado súper secreto que hace casi todo mejor. Si las vas a utilizar crudas, pícalas muy bien, pero si vas a cocinar con ellas, simplemente échalas en una sartén caliente o con un poco de aceite de oliva; van a disolverse casi de inmediato.

PARA USARLAS:

- Echa algunas en tu aceite de oliva mientras cocinas el ajo para tu próxima salsa de pasta. (Al igual que este clásico Spaghetti Puttanesca).

- Es un elemento básico en la clásica ensalada César, pero un filete o dos también queda bien mezclado en cualquier vinagreta.

- Pica todo un frasco y termínalo con una barra de mantequilla. Utiliza esta mantequilla para untar sobre un pollo antes de asarlo, o saltéalo con verduras asadas recién salidas del horno.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss