back to top

Esta bailarina de talla grande nos demuestra que todos los cuerpos son bonitos

¡Qué atrevida!

publicado

Esta es Frostine Shake, una maquilladora y modelo de Austin, Texas (Estados Unidos).

Frostine se graduó en la Universidad del Norte de Texas con una licenciatura en diseño de moda. Ahora sube sus actuaciones a su cuenta de Instagram, @frostineshake.
Cherry Bones Photography / Via cherrybonesphotography.com

Frostine se graduó en la Universidad del Norte de Texas con una licenciatura en diseño de moda. Ahora sube sus actuaciones a su cuenta de Instagram, @frostineshake.

Frostine también tiene una formación en danza clásica.

Aquí, Frostine posa durante una sesión fotográfica improvisada. (Debido a la falta de tiempo, sus lazos están sueltos). «Empecé a ir a clases de ballet cuando tenía 6 o 7 años y seguí hasta los 16 o 17», nos contó Frostine.
Della Eaker / Via instagram.com

Aquí, Frostine posa durante una sesión fotográfica improvisada. (Debido a la falta de tiempo, sus lazos están sueltos).

«Empecé a ir a clases de ballet cuando tenía 6 o 7 años y seguí hasta los 16 o 17», nos contó Frostine.

Cuando era adolescente, Frostine dejó el ballet porque se sentía presionada para ser más delgada.

«No podía cumplir con lo que me exigían mis profesores y tampoco quería, la verdad», explicó.
Christina Ulsh / Via christinaulsh.com

«No podía cumplir con lo que me exigían mis profesores y tampoco quería, la verdad», explicó.

Cuando cumplió los 18 años, Frostine descubrió el burlesque.

«Empecé a explorar diferentes tipos de danzas que me daban libertad para expresarme de manera positiva con mi cuerpo», dijo. «Con el burlesque podía mostrar mi amor por la danza, el arte, la música y la moda».
deanelizabeth.com / Via Instagram: @1ady1azarus

«Empecé a explorar diferentes tipos de danzas que me daban libertad para expresarme de manera positiva con mi cuerpo», dijo. «Con el burlesque podía mostrar mi amor por la danza, el arte, la música y la moda».

Pero cuando empezó a actuar, decidió incorporar el ballet en sus actuaciones.

Algunos de los amigos de la infancia de Frostine ahora eran profesores de ballet, así que fue a hacerles una visita. «Me ayudaron a refrescar mis habilidades y me permitieron ir a mi ritmo».
instagram.com

Algunos de los amigos de la infancia de Frostine ahora eran profesores de ballet, así que fue a hacerles una visita. «Me ayudaron a refrescar mis habilidades y me permitieron ir a mi ritmo».

«Me gusta la organización y la disciplina que hacen falta para hacer ballet», cuenta.

«Cuando poso para una foto, muevo las manos o hago gestos; todo eso lo saco del ballet: me hace sentir elegante y fuerte».
instagram.com

«Cuando poso para una foto, muevo las manos o hago gestos; todo eso lo saco del ballet: me hace sentir elegante y fuerte».

Su consejo para las jóvenes bailarinas es: si te gusta, sigue con ello, pero no pasa nada si tus intereses cambian.

«Si tu meta es convertirte en una bailarina principal, no te rindas como lo hice yo», dijo Frostine. «Pero no olvides que tu dignidad y tus creencias van primero».
instagram.com

«Si tu meta es convertirte en una bailarina principal, no te rindas como lo hice yo», dijo Frostine. «Pero no olvides que tu dignidad y tus creencias van primero».

«El baile hace que mi cuerpo se sienta libre e intento hacerlo lo mejor posible para hacerle justicia a esta forma de arte: esto incluye querer a mi cuerpo».

¡BIEN HECHO!
instagram.com

¡BIEN HECHO!

¡Tú puedes!

La semana del cuerpo está dedicada a generar contenido que explore y celebre nuestra complicada relación con nuestro físico.

Lee más artículos aquí.