back to top

19 consejos saludables para chicas perezosas

Por una chica perezosa transformada.

publicado

Como entrenadora personal y editora del sitio web "Women's Health UK", yo sé una o dos cosas sobre cómo ponerte en forma. Sí, incluso si eres súper perezosa. Aquí están mis mejores consejos:

1. Las sesiones de ejercicios pueden ser fáciles o cortas, pero no ambas al mismo tiempo.

instagram.com

Primero es lo primero. Decide qué tipo de chica perezosa eres – ¿quieres minimizar tu tiempo en el gimnasio, o evitar sudar al ejercitarte? Los entrenamientos cortos e intensos y los largos y lentos para cardio son ambos excelentes quemadores de grasa. No se puede decir lo mismo si te ejercitas durante diez minutos en la máquina elíptica mirando el programa "Keeping Up With The Kardashians". Lo siento.

2. No tienes que derramar una sola gota de sudor.

instagram.com

Los pequeños movimientos isométricos en las clases de barra y Pilates pondrán seriamente a prueba tus músculos, sin arruinar tu secado de cabello. Beneficio: si no necesitas ducharte, puedes cambiarte y salir del gimnasio doblemente más rápido.

3. Los mejores ejercicios matan dos pájaros de un tiro.

vine.co

Un desafiante estilo de yoga (como el Vinyasa flow) te hará más fuerte así como más sana. ¿Esas "chaturangas" que el maestro continúa practicando? Son flexiones de tríceps disfrazadas. Engañoso.

Publicidad

4. Haz que el ejercicio sea parte de tu vida social y no notarás que estás haciendo ejercicios.

instagram.com

Únete a un equipo de baloncesto, toma clases de baile, o lo que quieras. Te podrás reencontrar con tus compañeros de equipo y podrás correr tras un objetivo si encuentras el deporte correcto y así nunca sentirás que es una tarea rutinaria.

5. Ten siempre una meta. De preferencia una que te asuste un poco.

instagram.com

Estarás demasiado preocupado por cómo lograrás cruzar la línea de meta en esa carrera de 10K como para dejar de asistir a alguna carrera de entrenamiento.

6. Desplázate haciendo ejercicios.

instagram.com

Corre o viaje en bicicleta del trabajo hacia la casa y harás ejercicios gratis, respirarás mucho aire fresco y probablemente no te llevará mucho más tiempo que el transporte público.

7. Agenda una cita regular en el gimnasio. CONFIRMACIÓN DE ASISTENCIA obligatoria.

instagram.com

Comprométete a una determinada clase cada semana y anótala en tu calendario de trabajo, o realiza una cita con un amigo en el gimnasio. Sólo te tomará unas pocas semanas practicar Pilates los lunes por la mañana, para que sientas extraño NO asistir a ellas. ¡Oh!, y si tus amigos van en camino a encontrarse contigo, estarás mucho menos deseoso de holgazanear.

Publicidad

8. Date una estrella de oro.

instagram.com

Recompénsate por cumplir los objetivos, para que tengas algo que esperar cuando consigas alcanzar ese peso o marca personal. ¿Qué te parece un nuevo y espectacular conjunto para ir al gimnasio?

9. Camina, camina, camina.

instagram.com

Es una triple amenaza: quemas calorías (alrededor de 100 por milla) y verás nuevas áreas de tu ciudad a lo largo del camino. Invierte en una mochila genial y en unos zapatos bajos cómodos y estarás listo para salir.

10. Págale a alguien para que te patee el trasero.

instagram.com

¿Te rajas cuando las cosas se ponen difíciles? Reserva un bloque de sesiones en una clase grupal exigente (piensa en "Barry's Bootcamp", "Body Pump" y "British Military Fitness") o contrata un entrenador personal.

11. No te levantes. En serio, no.

instagram.com

Puedes tonificar tu trasero sin tener que separarte de él. Lo sé. Es increíble. El puente para tonificar los glúteos, un circuito básico... El piso de la sala está a tus pies.

Publicidad

12. Puedes hacer ejercicios mientras miras la televisión.

buzzfeed.com

Es hora de cambiar los juegos de bebidas por los juegos de ejercicios - y hay uno para casi cualquier programa que te puedes imaginar, desde "Made in Chelsea" hasta "X Factor" (el cual en su tiempo actual al aire de más de dos horas, es básicamente correr una maratón).

13. Aprovecha al máximo los momentos libres.

instagram.com

Definitivamente puedes faltar al gimnasio, si realizas tus ejercicios en el transcurso del día. Realiza unas sentadillas de pared mientras esperas a que la tetera hierva, o flexiones de piernas mientras esperas a que el agua de la ducha se caliente.

14. Levanta, levanta y baja:

vine.co

Les diré una cosa sobre mí: no pararé de hablar acerca de la acción periférica del corazón (PHA). El intercambio de ejercicios entre la parte superior e inferior de tu cuerpo sobrecarga tu sesión de ejercicios. Te da un impulso metabólico más fuerte y largo, forza al corazón a trabajar más duro, lo cual le agrega un elemento cardio a los ejercicios con pesas. ¡Y no necesitas pasar un segundo más en el gimnasio!

Aquí hay un ejemplo: realiza un levantamiento de pesas con la parte superior de tu cuerpo y después corre durante un intervalo de tiempo en la trotadora.

15. Come adecuadamente y pasa menos tiempo haciendo ejercicios.

instagram.com

Los alimentos en tu plato deben alimentar tu cuerpo y llenarte, sin acumular calorías vacías. Evita la comida chatarra y no necesitarás pasar tanto tiempo matándote en el gimnasio (si no lo disfrutas). Las proteínas construyen músculos, la grasa hace que te sientas lleno (estamos hablando de aguacate, no de tocino) y puedes comer un MUNDO de vegetales verdes por muy pocas calorías.

Publicidad

16. Prepara tu ropa para ir al gimnasio antes de irte a la cama.

instagram.com

Esto realmente funciona. No te des la oportunidad de desistir de esa clase de las 7 a.m. La versión extrema del termino perezoso: quedarte dormido con tu ropa deportiva. (La lycra es RESBALOSA).

17. Haz ejercicios a la hora del almuerzo.

instagram.com

Así que te gusta quedarte acostado. Y beber una (o cinco) copas rápidamente con tus compañeros después del trabajo. Una corrida rápida a la hora del almuerzo cerca de tu oficina o una de las clases de "Fitness First's 30-minute Freestyle Group" (la cual ni siquiera tienes que reservar) se ajusta perfectamente a tu hora del almuerzo. De lo contrario, únicamente la pasarás comiendo un sándwich húmedo y leyendo BuzzFeed.

18. Utiliza un rastreador de salud.

instagram.com

Podría ser un Fitbit, un Jawbone UP, o el que quieras. Lo más importante es que tu alegre compañero electrónico te alentará a tomar las decisiones más saludables, como caminar más o beber menos, sin que tengas que pensar demasiado sobre ello.

19. Y ten una buena noche de descanso.

instagram.com

Las personas que no registran al menos seis horas de sueño apropiado tienen niveles más altos de la hormona cortisol del estrés, la cual contribuye a la acumulación de la grasa en el vientre. Así que podrías llegar a tener un abdomen bien marcado mientras duermes.