back to top

Resulta que la magia de 'Despacito' está contenida en un segundo de la canción y este músico te lo demuestra

¿Creías que ya estaba todo dicho sobre la canción de Fonsi? Ay, iluso...

publicado

Por si no lo sabías, 'Despacito' es una canción de Luis Fonsi que se ha convertido en la canción del verano aunque lleve sonando desde el mes de enero.

Universal Music Latino

En estos seis meses, ha tenido todo tipo de versiones, la hemos amado, la hemos odiado, la hemos vuelto a amar otra vez, la ha cantado Justin Bieber, se le ha olvidado la letra, hemos hecho memes, la han cantado en aviones y hemos comenzado con eso que hacemos todos los veranos de pensar que la canción del verano es la canción que más hemos escuchado en la vida sin recordar que eso nos pasa SIEMPRE.

Te la ponemos otra vez porque ningún momento es mal momento para volver a escucharla, la verdad.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Pero, ¿qué es lo que la ha convertido en un éxito de tal magnitud? ¿Habrá sido su intrincada poesía? ¿Habrá sido Daddy Yankee? ¿Habrá sido Justin Bieber hablando castellano un poco regular?

Ratmaner / Getty Images

Todo parecían dudas que no podríamos resolver hasta que ha llegado Nahúm García, músico y productor musical, que se ha decidido a intentar ponerle fin a esta pregunta y ha utilizado su cuenta de Twitter para exponer sus interesantes conclusiones.

Os he hecho un croquis para que entendáis visualmente dónde reside la MAGIA de la parada del Despacito. De nada.

García, de 35 años, es un músico, productor y diseñador que cuenta en su haber con más de 10 años de experiencia en el terreno musical y que ha creado, junto a Dani Heredero, la música de la mundialmente conocida serie Pocoyó, además de haber pasado por bandas como Linda Mirada, Wild Honey o Havalina y producido discos para Francisco Nixon o Ricardo Vicente.

Para García, la "magia" de 'Despacito' se encuentra justo en este momento. Y solo ocurre en el primer estribillo.

Según explica García, cuando el tema para para comenzar el "Des-pa-ci-to" no vuelve, como sería de esperar, al principio del siguiente compás, sino que entra en un punto totalmente aleatorio.

porque efectivamente, el tema rompe el ritmo en la parada y no entra de nuevo en el tiempo 1 del siguiente compás. Entra en un punto random.

Para que los simples mortales sin estudios de música podamos entenderlo, García ha preparado dos muestras de audio en la que puedes escuchar la canción original con un cencerro marcando el compás y también cómo sería la canción si, en vez de entrar en un punto aleatorio, lo hiciera en el siguiente compás. Puedes escuchar las dos versiones aquí.

Al preguntarle si esto es una práctica habitual en la música pop, García cuenta a BuzzFeed España: "Yo personalmente no lo he encontrado así en otras canciones. Normalmente los parones suelen encajar en el ritmo de la canción, pero es que el propio software que usamos te fuerza a trabajar así. Todo tiene que ir en la rejilla del tiempo. En Despacito, yo creo que se le ocurrió a alguien y lo probaron y les funcionó. Viendo la letra, tiene mucho sentido".

"Querían algo muy sensual, con espacio para el susurro", prosigue. "Si te das cuenta, cuando es el parón dice “despacito” del todo, permitiendo que se escuche también la formación del sonido de la letra “d”. Esto es a propósito, en la versión que hice metiéndolo en ritmo se aprecia que haciéndolo así no queda tan bien. No podemos saber si fue idea del artista (o artistas) o del productor de la canción, o si llegaron a ello por casualidad. Pero está claro que una vez llegaron a la idea, la ejecución es algo deliberado porque por lo que te comentaba del software, hay que saltarse un poco la forma normal de trabajar".

Universal Music Latino

Ante tal revelación, no han sido pocas las personas que no terminaban de entender muy bien el concepto, pero poco a poco y gracias a la ayuda de García, se ha ido viendo la luz.

@nahum A ver si lo entiendo. Rompe el compás, vuelve cuando quiere fuera de ritmo, pero lo de después está bien en sí mismo, ¿No?

@nahum Como si fuesen dos canciones una detrás de otra, una hasta la pausa y otra después, no sincronizadas.

"Como oyente no es algo super evidente pero el efecto sí lo es", nos dice Nahúm García. "La percepción cuando escuchas la canción es que de pronto el estribillo te engancha, como en el vídeo viral de los italianos. Estás a cualquier cosa pero de pronto el estribillo entra y te atrapa, y como rompe el ritmo, empieza más despacio y se siente que acelera y el estribillo parece más arriba de lo que realmente es. Juega con la percepción, que es al final parte del trabajo de producción: hacer que pasen cosas en la canción y no se aburra el oyente, e idealmente, tener un gancho muy fuerte en el estribillo. Así que en mi opinión, en este caso lo han conseguido con un truco genial".

Aunque claro, también hay gente que ya no quiere más trucos y lo único que quieres es ver el mundo arder.

@nahum @AdrasteaQuiesce Lo que yo no entiendo es esta maldicion que nos ha caido que si no la escuchamos a todas ho… https://t.co/aCKPOABWj8

  1. ¿Qué opinas tú? ¿Te gusta más la versión musical corregida que presentaba Nahúm García o te gusta ese poquito de caos de la original de Luis Fonsi?

    Correct
    Incorrect
    ¡La versión musical es mucho mejor!
    Correct
    Incorrect
    Yo me quedo con la original.
Ups, algo falló. Por favor, inténtelo más tarde
Parece que estamos teniendo problemas con el servidor.
¿Qué opinas tú? ¿Te gusta más la versión musical corregida que presentaba Nahúm García o te gusta ese poquito de caos de la original de Luis Fonsi?
  1.  
    voto votos
    ¡La versión musical es mucho mejor!
  2.  
    voto votos
    Yo me quedo con la original.