Ir directo al contenido

    25 experiencias que los que tienen miedo a volar entenderán

    ¡Es que debajo de mis pies no hay nada!

    1. Durante las horas previas al vuelo, todo, literalmente todo, te parece un indicio que presagia tu muerte.

    2. Tienes tus ritos particulares que repites siempre antes de despegar, durante el despegue y a lo largo de todo el vuelo.

    3. Esta es tu cara cuando alguien te dice que los aviones son el medio de transporte más seguro que existe.

    4. Y que tienes más posibilidades de morir cualquier día cruzando la calle que en un avión.

    5. Llegas de los viajes con más contracturas que si hubieras participado en unos Juegos Olímpicos.

    6. Esto es lo que quieres hacer cuando ves que la persona de tu lado no ha apagado el móvil y ya estáis despegando.

    7. Y cuando se levanta con la luz del cinturón todavía encendida.

    8. Durante el vuelo, tu cabeza es capaz de imaginar todas las formas en las que el vuelo podría acabar mal. Literalmente todas.

    9. Tu medidor más fiable sobre si las cosas van bien o van mal es, por supuesto, la azafata.

    10. Observarla es lo único que te da cierta sensación de seguridad.

    11. Y tienes la total convicción de que siempre piensan que estás loco.

    12. Las bromas de los pilotos NUNCA te hacen gracia.

    13. Casualmente, siempre hay un accidente de avión unos pocos días antes de que tengas que coger el siguiente vuelo.

    14. Prohibirías cierto tipo de cosas que hacen todo lo contrario a ayudarte a superar tu miedo. Como esto.

    15. O esto.

    16. Cuando de repente se enciende esta señal, casi te da un infarto.

    17. Sobre todo si va seguida de estas palabras.

    18. Tu cabeza reproduce por su cuenta y justo antes de embarcar todas las escenas de accidentes de avión que has visto en el cine.

    19. Y 'Lost' está siempre entre ellas.

    20. Tu necesidad de entretenerte con cualquier cosa hace que seas la persona más productiva del mundo mientras vuelas.

    21. Miras constantemente al suelo del avión y piensas "es que debajo de esto NO HAY NADA".

    22. Sabes que no te podrían pedir jamás matrimonio en un avión como las parejas que salen en los telediarios porque tú no te soltarías jamás del asiento.

    23. Cuando intentas explicar lo que de verdad te pasa.

    24. Sales del avión contento y agradecido como el Papa, y dispuesto a comerte el mundo.

    25. Porque cuando ya ha pasado todo, solo puedes pensar en una cosa.