Ir directo al contenido

    18 fotos que son LA VIDA para los hijos de médicos

    Sí, eras la persona con los bolis más chulos de toda la clase.

    1. Desde tu infancia, todos tus útiles de papelería han estado patrocinados.

    2. Y a tus compañeros de clase (o incluso del curro) les encantaba jugar con esto.

    3. Es complicado saber qué hay que comprar cuando hace la lista de la compra.

    4. Y en tu nevera siempre había algo nuevo que no tenías muy claro qué era pero estaba rico.

    5. Bueno, a veces sí sabías lo que era y no, no estaba rico.

    6. Cuando te ponías enfermo, tenías cuidados de primera calidad.

    7. Y a veces los post it en tu casa eran... bueno, particulares.

    8. En tu casa había cosas que asustaban más que el monstruo de debajo de la cama.

    9. Y estás acostumbrado a ver utensilios peculiares por tu casa que no tienes ni idea de para qué sirven.

    10. Jugar con el estetoscopio era tu cosa favorita de pequeño.

    11. Sabes que el resto de tus amigos no reciben tantos chistes médicos por WhatsApp como recibes tú.

    12. Y no te extraña entrar en tu casa y encontrarte a un médico picando cebolla o poniendo la lavadora.

    13. Una cosa que jamás ha faltado en tu casa es material sanitario. Tu botiquín son cuatro armarios.

    14. Eres tremendamente consciente de los peligros del sol, de sus consecuencias y de que existen estos aparatitos que te dicen cuánto puedes estar expuesto a sus rayos.

    15. Y en el ordenador de tu casa a veces has encontrado cosas que preferías no haber visto.

    16. Has aprendido a ser precavido a la fuerza.

    17. Te sientes mal cuando sabes que tu vida no es todo lo que tu padre espera de ella.

    18. Pero sabes que no hay nada más divertido (y práctico) que tener un médico en casa.