back to top

¿Llevas de verdad a Sevilla en el corazón?

Una cosa es que te gusten los serranitos y otra muy diferente es que seas un verdadero hispalense.

publicado
  1. BuzzFeed / Thinkstock / Getty Images
    Cada vez que huele a adobo crees que estás en Tetuán.
    Has visto más de una película en el cine de verano del Cicus.
    Has probado el helado de melón de Rayas.
    Has comido en Los Coloniales casi más veces que en tu casa.
    Has quedado “en la portada”.
    Has perdido a uno de tus amigos por quedar "en la portada".
    Para siempre.
    Has tenido un ligue guiri que conociste en La Alfalfa.
    “En Sevilla no sabe llover”.
    Te has montado en una de las barcas de Plaza de España.
    Ibas al Territorios cuando solo ibais cuatro personas.
    Te has hecho una foto montado en el Curro mecánico de la calle Córdoba.
    Lo has hecho borracho.
    Todavía recuerdas “aquella multitudinaria fiesta de la Primavera” de tus años universitarios.
    Defiendes a capa y espada que esa fue la mejor.
    No te pierdes un Nocturna ni aunque el calor no te deje moverte.
    “Ya huele a feria”.
    En cuanto sale el sol corres a tirarte al río.
    Nunca hay suficientes “illo” e “illa” en una frase.
    Nunca hay suficientes “illo” e “illa” en una frase.
    Puedes bajarte tres jarras de rebujito aunque sea noviembre.
    Sabes quién es Howard, el vendedor de pañuelos de Plaza de Armas.
    Le has comprado pañuelos.
    “Es que no tengo trajes de gitana para este año” aunque tengas mil.
    Sabes que ha llegado el invierno cuando huele a castañas en La Campana.
    Has visto una película ucraniana en versión original en el Festival Europeo y no te has enterado ni de los créditos.
    “Qué bonita fue la boda de la Infanta Elena”.
    Has acabado más de una noche a las 2am en el McDonalds de Cristina.
    Acabar todos los días con una cervecita en El Salvador.
    “Ya huele a azahar”.
    Has pensado más de una vez convertirte en piragüista.
    Lo has hecho.
    Le has explicado a alguien cómo era “todo esto antes de la Expo”.
    Hiciste una vez El Pescaíto en tu casa y todavía tienes los farolillos en el salón.
    “No ni na”.
    Has tenido que esquivar a los paparazzi que esperan a [inserte folclórica o torero] en Santa Justa.
    Has ido a beber al Charco de la Pava y te has prometido a ti mismo que nunca más.
    Has discutido sobre qué debe llevar y qué no el verdadero serranito.
    CA-RA-CO-LES.
    Empiezas a tomar el sol en febrero para llegar moreno a la Feria.
    “En esta ciudad no corre el aire jamás”.
    Has estado con La Pantojita.
    Acabas llevando a todos tus amigos de fuera a La Carbonería.
    Sabes que ha llegado la primavera cuando huele a incienso.
    “Quedamos en Plaza Nueva y ya vemos a dónde vamos.
    Te has tomado un mojito en el EME Catedral.
    “El chaleco no tiene por qué ser sin mangas”.
    De verdad crees que el corazón que a Triana va, nunca volverá.
    Sabes bailar Sevillanas.
    Marca aquí si has marcado la anterior, que esa vale doble.
    No sabes pero parece que sí.
    "Qué bonita es mi Sevilla".

¿Llevas de verdad a Sevilla en el corazón?

¡Pero la hostia, Patxi, si lo más al sur que has estado es Zumárraga!

Atresmedia
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

No eres demasiado sevillano aunque tienes tu corazoncito en Híspalis. Pero te molesta más Lydia Lozano que se metan con la Cruzcampo.

Mediaset
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Eres sevillanísimo pero Intentas hacer creer que no lo eres tanto. A veces la camiseta de Curro te delata un poco.

Lazonafilms / Kowalski Films / Telecinco Cinema
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Eres la reencarnación de la Duquesa de Alba. Hueles a azahar, a feria y a serranito. Mmmmm, serranito.

STR / Getty images
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss