back to top

8 consejos económicos que me hubiese gustado recibir a mis 20

Todo saldrá bien.

publicado

1. Si te estresa hablar de dinero con tus amigos, déjalo claro.

FOX/ New Girl

"Me costaba estar en una conversación en la que mis amigos abogados (por ejemplo) se quejaban de su sueldo mientras yo escribía reseñas sobre conciertos en pubs a cambio más o menos de lo que me costaba tomarme una copa luego en el bar. Pero todo el mundo hace sus elecciones y solo porque la capacidad salarial de un amigo sea mayor que la tuya no quiere decir que no se lo merezca. Y tampoco quiere decir que sus ambiciones sean mejores o peores que las tuyas.

"Acepta que los amigos que trabajan en diferentes sectores tendrán sueldos diferentes al tuyo. Y acepta que sus trabajos también son estresantes." – Ailbhe Malone

2. Tus facturas son lo primero.

Flo Perry/BuzzFeed / Via instagram.com

"Paga siempre las facturas, todo lo demás va después. Cuando tengas que cuidar el dinero recuerda que no siempre conseguirás la misma cantidad a final de mes. Trabaja y sé sensato. El dinero no compra la felicidad, pero sí facilita las cosas que te cagas. Las gafas de sol caras son inútiles y de todas formas las acabarás perdiendo. Gasta la mayor parte de tu dinero en experiencias, no en cosas". – Cate Sevilla

3. ¡Y revisa las facturas cuando te lleguen!

BuzzFeed

"Me mudé a un piso nuevo, me hice cliente de una compañía eléctrica y creí que había domiciliado las facturas, así que cuando llegaba una la ignoraba porque pensaba que ya estaba solucionado. Pero resulta que no había domiciliado nada y no fue hasta que recibí una carta marcada con URGENTE unos 18 meses después cuando presté atención. Decía que mi compañía eléctrica estaba a punto de cortarme el suministro y que me iban a remitir a un cobrador de deudas. Una llamada telefónica lo solucionó todo, pero uffff". – Chris Applegate

4. Cuando consigas más dinero asegúrate de saber a dónde va.

Instagram: @buzzfeeduk

"Esto es algo que me hubiera gustado descubrir antes: cuando te aumentan el suelo o consigues un trabajo mejor pagado, hay una diferencia entre disfrutar de tu nuevo sueldo y despilfarrar".

"Si no empiezas a separar un poco del dinero extra que recibes cada mes en una cuenta de ahorros te acostumbrarás a él. Yo nunca lo hice y acabé gastando mucho en un café más caro por las mañanas, unas cuantas rondas más en el bar los viernes por la noche y quién sabe qué más porque, para ser sincera, no llevaba las cuentas. Si le hubiera echado un poco de cabeza y hubiera planeado mis ahorros en los últimos años, probablemente habría podido tener un par de vacaciones extra o, si de verdad lo hubiera pensado bien, podría estar de camino a comprar un pisito".

"Si un café más caro es lo que te hace feliz, no dudes en derrochar en ese café, pero asegúrate de que es una decisión activa y no solo un hábito que ha empezado porque no te has parado a pensar en lo que de verdad quieres gastar tu dinero". – Kelly Oakes

5. Compara precios.

Paramount Pictures/ Clueless

"El mejor consejo sobre dinero que he aprendido este año es que no tienes por qué limitarte a tu banco. Yo estuve con el mismo banco desde los 18 y sentía como si tuviera que quedarme con él solo por haber estado ahí tanto tiempo, pero en realidad no ganaba nada con quedarme (los bancos tienden a premiar a los nuevos clientes más que la fidelidad) y no era feliz allí".

"Tras sentarme unas horas para comprobar los pros y los contras de diferentes bancos recibí 100 £ por cambiar a un nuevo banco y crear una cuenta de ahorros con un 6% de interés. Un año después sigue siendo la mejor decisión financiera que he tomado jamás". – Emma Cooke

6. Empieza un plan de pensiones cuando puedas.

Instagram: @buzzfeeduk

"Algo que lamento no haber hecho antes es empezar un plan de pensiones, empecé uno a los treinta. Cuanto antes empieces, más tiempo tendrá tu inversión para crecer. Tómate una tarde para informarte y pregúntale a tu banco o a tu empresa qué opciones tienes". – Chris Applegate

7. No creas que estás fallando en la vida porque solo ves a otros triunfar.

BuzzFeed / Via Instagram: @buzzfeeduk

"Cuando empecé como periodista siempre me sorprendía lo bien que les iba a otros. En Twitter, personas que parecían mis colegas anunciaban su reportaje en X sitio o su nuevo MacBook, mientras que yo escribía reseñas sobre discos, a 25 pavos por reseña y hacía de niñera para cubrir gastos. Llegó un momento en el que incluso me apoderé del papel higiénico caro que sobró en una fiesta por el lanzamiento de un álbum (lo siento, Sony). Solo más tarde me di cuenta de que la mayoría de esas personas tenía otro trabajo, ya sea de redactor publicitario para empresas o en bares. No tenía que preocuparme por cómo me fuera económicamente respecto a los demás". – Ailbhe Malone

8. Todo saldrá bien.

giphy.com

"Ojalá hubiera habido alguien para decirme que todo iba a salir bien. Pasé gran parte de mis veinte precipitándome en espiral hacia un montón de deudas que se acumulaban a medida que me salían trabajos de los de "vale la pena un salario bajo por la oportunidad y la experiencia".

"A medida que mis amigos ascendían en sus carreras y hablaban de sus planes para la hipoteca o sus "a la mierda, me voy de viaje", era difícil imaginar otra cosa aparte de intentar engañar al banco para enviarme las facturas justas o comprar un sándwich caro como recompensa el día de cobrar".

"Pero las cosas cambian. La oportunidad y la experiencia de esos trabajos mal pagados valdrán la pena a la larga, no solo económicamente, y quién sabe qué otros giros puedan cambiar tu futuro.

"Y cuando lo hagan, deberás ser sensato y empezar a pensar en ahorrar algo para la hipoteca, la pensión o cualquier otra cosa que no parecerá la mitad de aburrida cuando la necesites. Pero recuerda que no puedes llevarte el dinero contigo cuando mueras. No lo es todo". – Laura Silver

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss