Ir directo al contenido
    10 mar. 2018

    15 historias espantosas de borracheras que te harán reír y sentir vergüenza ajena

    Cuando permites que tu Yo Borracho™ haga lo que le da la gana.

    Pedimos a la Comunidad BuzzFeed que compartiera con nosotros lo más loco que ha hecho durante una borrachera. He aquí las ~mejores~ respuestas en toda su gloria y atrocidad:

    1. La catástrofe del tanga:

    "Había cumplido 22 años y mis amigos y yo estábamos en un bar de martinis. Yo vestía un pequeño y precioso vestido negro junto con unos zapatos de tacón increíblemente altos y estaba bastante borracha. Estábamos en la pista bailando cuando perdí el equilibrio y me caí. Intenté levantarme, pero no pude porque, no sé cómo, el talón de mi zapato quedó atrapado en la entrepierna de mi tanga. Y allí estaba yo, dándome vueltas como una tortuga sobre su caparazón, tratando de sacar mi talón de allí y no mostrar mis encantos a toda la pista de baile. Pero me recobré cual campeona y tomé un chupito de tequila para olvidar mis problemas".

    lydiamargaretd

    Sony Music Canada

    2. Una solución basura:

    "Acababa de mudarme a una nueva ciudad y me emborraché hasta decir basta en una disco. Pero al intentar encontrar mi casa me di cuenta de que no podía recordar mi dirección, sino que solo el vecindario. Terminé haciendo parar a un camión recolector de basura y así pude llegar a a un lugar cualquiera ubicado en mi calle. Conseguí llegar a casa a salvo. ¡Gracias, amistoso recolector de basura!".

    kellyh4dcc77faa

    3. Una tragedia etílica en España:

    "Una noche, cuando vivía en Granada (España), mis amigos y yo estuvimos bebiendo vino barato y nos fuimos después a un parque que estaba en un alto. Vi que bajo el muro de la ladera había un jardín. Así que, guiado por mi borracha inteligencia, quise saltar por encima del muro hasta el jardín. El problema es que no era un jardín normal: ¡era un jardín de rocas lleno de cactus! Y para rematar, se me enganchó un pie en un hueco del muro y perdí tanta sangre que me desmayé. Los cortes en los dedos de los pies llegaban hasta el hueso. Afortunadamente sobreviví."

    sktiger

    STARZ

    4. El desastre en Snapchat:

    "Mi amigo me llevó a casa después de una fiesta, ya que estaba ridículamente borracho, y al regresar me vi a mí mismo tratando (y fracasando en el intento) de ponerme el pijama. Terminé haciendo un video en Snapchat completamente desnudo donde hablaba estupideces y me caía de una cama alta. Me desperté y descubrí que había enviado el video a toda mi lista de amigos. Incluyendo a mi madre."

    juliannew44d728589

    5. La diana:

    "Yo, una mujer con excelente puntería, una vez meé en una botella de Kool-Aid Burst en una fiesta frente a todo el mundo. Aún me siento discretamente orgullosa por ello".

    melaniec4a380c8b5

    Warner Bros. Pictures

    6. Una rutina etílica en el gimnasio

    "Acababa de inscribirme en un gimnasio de esos que abren las 24 horas unos días antes de asistir a la fiesta de un amigo, donde únicamente recuerdo haber tomado algunos tragos. Cuando llegué al gimnasio a la mañana siguiente, la gente de la recepción estaba riéndose. Según supe tras reconstruir cuidadosamente los hechos, los empleados del gimnasio habían revisado las cintas de seguridad y se encontraron con mi borracha persona empapada por completo y corriendo descalza sobre una caminadora durante 40 minutos hasta vomitar y largarse. Aparentemente, salté la valla durante la fiesta y nadé en la piscina del vecino antes de decidir que las 3 am era una buena hora para ir a correr. Aún no sé cómo llegué al gimnasio".

    briannah4ec8d734b

    STARZ

    7. Un viajero borracho:

    Empecé a beber en Hong Kong, pero desperté en Macao. ¿Hay algo de normal en eso?

    elyam

    8. Una pirueta para borrachos:

    "Me tomé casi toda una pinta de whisky en una fiesta en casa y luego me desnudé y cogí mi bici de montaña, que está calificada para soportar el impacto de una caída de tres metros con una persona de 90 kilos montada sobre la misma. Procedí a subir al techo de mi garaje, monté la bici completamente desnudo, ajusté mis partes íntimas para protegerlas mejor y me dirigí hacia el borde. Quién sabe cómo, aterricé sin lastimarme. Sigue siento la caída más alta que he realizado de manera exitosa con mi bici".

    jakem46d5981b6

    9. El gran torneo gay de rugby:

    "Acababa de salir del armario. Después de un torneo de rugby, me cogí una tajada taaaan grande que empecé a pedir que alguien me trajera a todas las lesbianas para elegir la que yo quisiera. En vez de eso, una de las mujeres lesbianas de mi equipo me trajo nuggets de pollo en forma de dinosaurio y me los fue dando poco a poco. Más o menos lo que yo había pedido".

    alyssabarbrajeanm

    Paramount Pictures

    10. Este incidente desastroso en la bañera:

    "Me di un baño durante una hora y media... dentro de mi ducha, que no tiene bañera. Luego decidí maquillarme, pero no estaba lo suficientemente despierta como para llevar a cabo todo el proceso; cuando me me desperté, 10 centímetros de agua inundaban mi baño y todas mis cajas de maquillaje se encontraban destruidas. QEPD, amores míos".

    l4ebd1af5f

    11. La propuesta ebria:

    "Después de tomar dios sabe cuántos chupitos de tequila en un bar de motos de tercera, le propuse matrimonio a mi novio. Él prácticamente admitió que también había estado pensando en que nos casáramos. No volvimos a hablar de eso hasta que él (sobrio) me propuso matrimonio unos meses más tarde. Él sabía que ambos habíamos estado pensando en ello desde la primera propuesta y que definitivamente estábamos preparados. Nos vamos a casar el próximo mes y no podríamos estar más contentos ".

    brendaz48dcc44e2

    Disney–ABC Domestic Television

    12. El desastre de los cupcakes:

    "Mi novio y su compañero de departamento viven en el mismo edificio que yo y me dieron una copia de la llave de su vivienda. Un jueves por la noche decidí entrar en su departamento y hornear cupcakes para ellos como sorpresa, ya que ambos habían ido a una feria de trabajo. Mientras los horneaba, encontré una botella de vino tinto y comencé a beber. Puse el álbum Melodrama de Lorde. Y cuando los muchachos volvieron a casa, ya me había bebido toda la botella. Estaba absolutamente ebria, sin pantalones y chillando horrendamente la canción "Liability". Había vino tinto por toda la sala de estar. Y, para empeorar las cosas, me había comido la mitad de los cupcakes".

    13. Una vulgar experiencia en un local de striptease:

    "Estaba en el cumpleaños de una amiga en un local de striptease. Vi a dos hombres altos y musculosos en el bar y decidí hacer lo mío. Concluí que sería divertido masturbar a uno de ellos. En el estacionamiento. De un local de striptease. Me detuve de súbito, regresé al interior del local y coqueteé con el otro hombre mientras el primero, enojado, se encontraba sentado junto a nosotros. Lo siguiente que recuerdo es que estaba en Waffle House con mis amigos y los dos muchachos. Incluso pagaron lo que comimos. Y bueno, masturbé de la manera más vulgar posible a alguien, pero al menos conseguí gofres y grits gratis por ello".

    kaburney

    ABC

    14. Este encuentro casi cercano con un intercambio sexual de parejas

    "Mi novio y yo estábamos en una disco hablando con un grupo de personas con quienes intercambiamos nuestros números. Pensé que había hecho nuevos amigos, pero aparentemente estaba mucho más ebria de lo que pensaba. Al día siguiente me llegó un mensaje de texto de un número que no conocía en donde alguien me decía que había sido genial conocerme y que de verdad quería que lo iniciara en "ese estilo de vida". Resulta que les había dicho a todos los de la disco que nosotros hacíamos intercambios sexuales de parejas".

    carissaharrison93

    15. Y esta aventura etílica en un bayou:

    "Vivo en Nueva Orleans. Mis amigos y yo estábamos bebiendo sobre un puente que cruza por sobre un bayou, el que, para los que no lo saben, es una porción de agua pantanosa marrón bastante asquerosa. Y entonces comenzó la lluvia de desafíos para que alguien saltase. Por supuesto, nadie quería hacerlo... pero yo sí, porque estaba muy borracha. Tras saltar hice salpicar el agua del horrible, marrón y oscuro bayou de Nueva Orleans. Salí de allí y mis pies estaban llenos de cortes y fragmentos debido a la infinidad de botellas rotas que había al fondo del bayou. Pasé el resto de la noche nadando en el bayou y afortunadamente mis pies no contrajeron ninguna infección".

    meganw4ba0ae157

    BRAVO

    ¡Sigue a la comunidad BuzzFeed en Facebook y Twitter para tener la oportunidad de aparecer en BuzzFeed!

    Nota: los mensajes se han editado para ser más concisos y entenderse mejor.

    Este artículo ha sido traducido del inglés.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form