19 trucos de limpieza esenciales para los adictos al ejercicio

Porque tu estudio de yoga no es precisamente higiénico.

1. Pon un poco de vinagre en la lavadora con tu ropa apestosa.

Te ayudará a deshacerte de ese hedor a sudor. De aquí.

2. Usa un poco de aerosol “hazlo tú mismo” para limpiar tu alfombra para yoga.

También funciona con otros equipos, como esas gigantescas pelotas que rebotan. Aquí hay un par de buenas recetas.

3. O crea tus propias toallitas limpiadoras.

Úsalas para limpiar tu equipo de gimnasio después que hayas sudado sobre todo eso (si tu gimnasio está de acuerdo con eso). Este es un buen “hazlo tú mismo”.

4. Desodoriza tu botella de agua con bicarbonato y agua caliente.

Agrega un par de cucharadas bien llenas a tu botella, llénala con un poco de agua caliente y déjala en remojo una o dos horas. Luego, enjuaga con jabón y agua. De aquí.

5. Coloca gorros de ducha en la parte de abajo de tus zapatos antes de meterlos en tu bolso.

Evitará que las bacterias, suciedad y otras cosas sucias contaminen tu bolsa de gimnasia. De aquí.

6. Rellena tus tenis de gimnasia con bolsitas de bicarbonato de sodio.

Eso ayudará a absorber la humedad y olor después de la sesión de ejercicios. Obtén el “hazlo tú mismo” aquí.

7. Vacía tu bolsa cuando llegues a casa.

Una bolsa de gimnasia llena de ropa sudada y una alfombra de yoga asquerosa está prácticamente rogando que se multipliquen las bacterias. Saca todo de allí y deja que se aireen. Podrías hacer bolsitas extras de bicarbonato para tus bolsas particularmente apestosas. Y límpialos con vinagre cada cierto tiempo.

(Para más información sobre bolsas de gimnasia asquerosas, ve aquí).

8. No olvides lavar tu cinta para la cabeza.

Se encarga de absorber todo ese sudor. Cámbialos después de cada sesión de entrenamiento (este “hazlo tú mismo” te muestra cómo hacer un montón de cintas de una camiseta) y lávalas en una solución de agua/vinagre.

9. Después de un buena sesión de ejercicios, intercambia tu ducha entre agua caliente y fría.

Esto supuestamente te ayudará a recuperarte más rápido.

10. Lava tu sostén deportivo en la ducha contigo.

Solo mantén una pequeña botella de detergente en la ducha y lávala rápidamente a mano antes de salir. De aquí.

11. Tampoco olvides lavar esas mancuernas.

Puedes limpiarlas con tus toallitas con lejía o aerosol, pero cada cierto tiempo puede que las quieras lavar con agua caliente.

12. Consigue que tus calcetines se pongan blancos otra vez con un poco de limón.

La carrera en el lodo fue increíble, pero arruinó totalmente ese par de calcetines. ¡No tengas miedo! Hierve unos limones en agua sobre la estufa, luego apaga la llama y agrega tus calcetines blancos. Remoja durante una hora y luego échalos en la lavadora. De aquí.

13. Si eres amante de Lulu, no laves tus prendas Lululemon con ninguna otra cosa de algodón.

Y nunca uses suavizantes de ropa u hojas para secadora.

14. También usa un poco de vinagre para tu brazalete.

Ese brazalete para iPod se pone igual de sudor como tu cinta para la cabeza. Lávalo en una solución de vinagre o con jabón y agua tibia. Si tienes uno hecho de una camiseta, ¡también puedes simplemente echarlo en la lavadora con tu demás ropa!

15. También sé menos apestoso ahí abajo: elige ropa interior de algodón.

Bien, esto es más que una cuestión de etiqueta y una cosa más de: odio oler mal en la clase de spinning. PERO: hace la diferencia.

16. Arregla tus chanclas con bicarbonato de sodio.

¿Están tus chanclas de ducha desarrollando un poco de hedor? Agítalas en una bolsa plástica con unas cuantas cucharadas de polvo de hornear. De aquí.

17. Usa guantes y calcetines para yoga en alfombras comunitarias.

No importa si estas haciendo yoga o estiramientos: limita tu contacto con lo asqueroso de otras personas usando guantes y calcetines. Luego échalos en la lavadora.

18. No olvides limpiar el rodillo de espuma.

Si estás usando el que está en el gimnasio, no olvides limpiarla con una toallita o con el aerosol. Sí tienes una en casa, frótalo con un poco de jabón y agua.

19. Lleva un par de hojas de secadora en tu bolsa de gimnasio para que huela mejor.

Puedes incluso colocar una usada, si aun huele bien. De aquí.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

Conversaciones de Facebook
Buzzing ahora