19 encantadoras ciudades inglesas que todo el mundo debería visitar alguna vez

Será amor a primera vista.

1. Whitstable, Kent.

Flickr: regimepix / Creative Commons

Excursión de un día justificadamente popular para los londinenses, pero digna de unos cuantos días del tiempo de cualquiera, la bohemia Withstable es famosa por sus ostras pero ofrece muchos otros encantos que incluyen una vibrante calle principal y un pintoresco y tranquilo malecón.

Dónde hospedarse: Villa Victoria, una encantador B&B en la misma calle del puerto. O puedes alquilar altiguas casitas de pescadores junto a la playa.
Dónde comer y beber: Toma una pinta en el “Old Nepture” y echa un vistazo a la cantina de ostras de Wheeler antes de irte.
No te pierdas: El Festival Anual de Ostras a finales de julio.

2. Buxton, Derbyshire

Flickr: 8592508@N04 / Creative Commons

Aunque los balnearios que han atraído gente aquí desde los tiempos de los romanos ahora están cerrados, Buxton cuenta con abundantes atracciones, está perfectamente ubicado para explorar el “Peak District”, y es sede de numerosos festivales durante todo el año.

Dónde hospedarse : Prueba Grosvenor House o Roseleigh, que es una antigua casa señorial transformada en hotel.
Dónde comer y beber: The Columbine para aquellos con gustos de lujo.
No te pierdas: O bien el Buxton Festival, o el Buxton Festival Fringe, que incluyen música, lecturas, teatro y cine.

3. Dorchester, Dorset.

Flickr: tudedude / Creative Commons

Dorchester es internacionalmente conocida como la ciudad de Thomas Hardy, pero su historia va mucho más allá de la época Victoriana. El centro está lleno de hermosos edificios georgianos y los orígenes de la ciudad se remontan a los Romanos.

Dónde hospedarse: The Old Rectory es , como era de esperarse, una rectoría restaurada en Winterbourne Steepleton, a cuatro millas de distancia.
Dónde comer y beber: Shelleys Plaice es un peculiar bistró de mariscos con pescas locales y langosteras en las paredes.
No te pierdas: El Museo Dorset County te pondrá los pelos de punta, mientras que el cercano gigante de Cerne Abbas es digno de una visita rápida.

4. Cirencenster, Gloucestershire.

Flickr: mountjoy / Creative Commons

Cirencester se hace llamar la “capital de los Cotswolds”, y tiene una serie de atributos que ayudan a respaldar esa afirmación, en especial un encantador Market Place (mercado) y una gran cantidad de casas perfectas del siglo XVII y XVIII.

Dónde hospedarse: El Corinium Hotel es justificadamente popular, pero el Old Brewhouse es uno de los mejores B&B que también vale la pena visitar.
Dónde comer y beber: Busca el Jesse’s Bistro, en una calle empedrada, en el que encontrarás productos locales de temporada, así como una pescadería y una tienda con los quesos más importantes.
No te pierdas: El Museo Corinium te llevará a toda velocidad en la historia de la ciudad, mientras que el New Brewery Arts Centre es donde late el corazón cultural.

5. Dartmouth, Devon.

Flickr: mr_fujisawa / Creative Commons

Dartmouth, junto con la vecina Kingswear del otro lado del río, se encuentra en un tramo particularmente hermoso de la costa de Devon. Un paraíso para los navegantes, artistas y excéntricos, es una parada ineludible en el itinerario del oeste del país.

Dónde hospedarse: Prueba el Royal Castle Hotel o el Dart Marina Hotel.
Dónde comer y beber: Comienza el día en el legendario Café Alf Resco, que ofrece fritangas e innumerables tostadas en un bonito patio, y termina en el histórico bar The Cherub Inn.
No te pierdas: Camina hasta el Castillo de Dartmouth, peligrosamente encaramado entre las rocas en la desembocadura del río Dart, o alquila un pequeño bote río arriba hasta la bohemia Totnes.

6. St Ives, Cornwall.

Flickr: herry / Creative Commons

Durante mucho tiempo refugio para la élite artística de Inglaterra, St Ives consolidó su reputación con la apertura del Tate St Ives en los 90. Sigue siendo una encantadora parada en la costa norte de Cornualles.

Dónde hospedarse: La casa de huéspedes Little Leaf es de ambiente familiar, mientras que el hostal St Ives Backpackers ofrece cuartos económicos.
Dónde comer y beber: Alba es uno de los mejores sitios frente al puerto, mientras que Blas Burgerworks hace las mejores empanadas de la localidad.
No te pierdas: Las galerías de arte, obviamente.

7. Berwick-upon-Tweed, Northumberland.

Flickr: navona-pics / Creative Commons

Berwick-upon-Tweed ha pasado de manos de los ingleses a manos de escoceses muchas veces a lo largo de los siglos, por lo que quizás sea normal que esté rodeada de impresionantes almenas, construidas por los isabelinos a lo largo de más de una milla, en las que puedes pasar un buen rato.

Dónde hospedarse: El nº 1 Sallyport es posiblemente tu mejor opción, pero tendrás que llegar pronto; sólo tienen un puñado de habitaciones.
Dónde comer y beber: Reivers Tryst sirve comida inglesa todo el día.
No te pierdas: Caminar por las murallas, como si fuera Jon Nieve o algo así.

8. Rye, East Sussex.

Flickr: vspress / Creative Commons

Uno de los pueblos medievales más encantadores del país, con un cupo turístico a la altura, vale la pena afrontar las multitudes de Rye. Como atrapada en un túnel del tiempo, es un evocador laberinto de calles adoquinadas, edificios vigas de madera y tiendas de curiosidades.

Dónde hospedarse: Otro lugar que mece ser muy popular es The George In Rye, que también tiene un acogedor bar.
Dónde comer y beber: La comida no está nada mal en el George, pero el Mermaid Inn ofrece comida más asequible también.
No te pierdas: Simplemente pasear por ahí disfrutando, haciendo una parada en el Museo del Castillo de Rye.

9. Ludlow, Shropshire.

Flickr: martin_hartland / Creative Commons

Con un impresionante centro histórico diseminado desde el imponente castillo, Ludlow es otra ciudad inglesa cargada de historia. Además, ha sido la casa de muchos restaurantes con estrellas Michelin.

Dónde hospedarse: Hotel Dinham Hall es una buena opción, a la derecha del castillo.
Dónde comer y beber: La Bécasse y Mr Underhill son lo mejor de lo mejor, mientras que DeGreys ofrece una taza de té Inglés decente para la mayoría de los presupuestos.
No te pierdas: Comer. Y el castillo.

10. Colchester, Essex.

Flickr: pilar_torres / Creative Commons

Como la ciudad más antigua de Inglaterra, Colchester, que descansa soñolienta a solo 80 kilómetros de Londres, está llena de historia. Remontándose al menos al siglo V a.C., está plagada de importantes yacimientos romanos. También es la puerta de entrada a algunas de las zonas costeras más idiosincrásicas de Anglia Oriental, desde la arcaica Frinton-on-Sea hasta la más animada Walton-on-the-Naze.

Dónde hospedarse: El B&B Old Manser es uno los mejores lugares de la ciudad.
Dónde comer y beber: El árbol de limón es un clásico, pero The Shed Company ofrece la experiencia más memorable del buen comer: una ráfaga de ostras y mariscos en una pequeña choza.
No te pierdas: El castillo, que fue construido poco después de la batalla de Hastings.

11. Harrogate, Yorkshire.

Flickr: 8592508@N04 / Creative Commons

Otra ciudad británica que debe su existencia a manatiales naturales, y a los balnearios que surgieron como resultado, es Harrogate, que mucho tiempo languideció bajo la reputación de ser un sitio para viajeros de pelo blanco. Sin embargo, la ciudad se ha deshecho de ese sospechoso elogio y acoge a gente de todas las edades con sus pintorescos encantos.

Dónde hospedarse: Prueba The Studley Hotel o The Kimberley Hotel -ambos merecen de sus cuatro estrellas.
Dónde comer y beber: Van Zeller, en el barrio de Montpelier, debe su nombre al chef entrenado por Michelin Tom Van Zeller, y ofrece de todo, desde un menú fijo hasta un menú de degustación, por si quieres derrochar algo de dinero. Por su parte, el salón de té Betty’s es el más típico de Yorkshire que puedas encontrar, y el lugar al que debes ir por tu dosis de tarta.
No te pierdas: Un chapuzón en alguno de los balnearios de la ciudad, así como un paseo sin rumbo por los Valley Gardens, de cinco hectáreas.

12. Stamford, Lincolnshire.

Flickr: sisaphus / Creative Commons

Stamford fue señalada como la primera Área de Conservación del país en los años 60 ye con solo unos minutos aquí te darás cuenta por qué: el lugar está lleno de hermosos edificios de piedra caliza de Lincolnshire que bordean las estrechas calles que suben desde el río Welland.

Dónde hospedarse: The George, un hotel cuatro estrellas que data de 1597 que acogió a Carlos I. Si es lo suficientemente bueno para él…
Dónde comer y beber: Verdaderas cervezas, arquitectura excéntrica y una historia que se remonta 700 años atrás hacen de Tobie Norris una parada obligada para tomarse una pinta.
No te pierdas: El sitio en el que funcionaba el teatro de la época, en medio de la impresionante arquitectura de Stamford. También vale la pena visitar Burghley House, una mansión Isabelina en expansión a muy pocos kilómetros de distancia.

13. Cartmel, Cumbria.

Flickr: steveparkinson / Creative Commons

Pequeño regalo de Cumbria, Cartmel surgió hace algunos siglos en torno a su monasterio agustino, pero recientemente se ha impuesto como la meca para los gourmets. L’Enclume, el restaurante de THe Trip, con Rob Brydon y Steve Coogan, se encuentra aquí y la ciudad es conocida como la casa del pudín de caramelo pegajoso.

Dónde hospedarse: En L’Enclume, por supuesto
Dónde comer y beber: ¿Podemos sugerir L’Enclume?
No te pierdas: L’Enclume, pero también Holker Hall, una finca en la parte superior del estado que vale la pena ver. Por toda la zona hay vistas impresionantes y paseos inolvidables y el monasterio de Cartmel Priory debe formar parte de tu itinerario.

14. Southwold, Suffolk.

Flickr: megolas / Creative Commons

Encaramada en la cumbre de unos imponentes acantilados, Southwold es una bonita y próspera estación balnearia, con playas de arena y casas de playa bien mantenidas. Otrora hogar de los padres de George Orwell, el pueblo también presume de una variedad de edificios Georgianos y montañas para tonificantes caminatas.

Dónde hospedarse: The Swan es una tienda de curiosidades georgiana con diseño de la época y anticuadas baratijas; trata de quedarte en una habitación del edificio principal, en vez del anexo moderno.
Dónde comer y beber: The Crown sirve platos de temporada fiables.
No te pierdas: Los amantes de la cerveza deben dirigirse a la fábrica de cerveza Adnams, mientras que el puerto es un lugar agradable para pasar algunas horas. El festival Latitude se toma los campos vecinos cada mes de julio.

15. Glastonbury, Somerset.

Flickr: alex_mc / Creative Commons

La ciudad de Glastonbury, oculta en el legendario valle de Avalon, es una meca hippy y un lugar algo excéntrico en las mejores épocas. Sede de la calle principal quizás más especial del Reino Unido, con tiendas como The Physic Piglet and Man, Myth and Magic, la ciudad encanta con sus maravillosas rarezas.

Dónde hospedarse: El B&B White House ofrece dos pequeñas habitaciones bien amuebladas, y el George And Pilgrim cuenta con algunas más en su edificio del siglo XV.
Dónde comer y beber: Rainbow’s End, un popular café vegetariano en todo el centro de Glastonbury, es uno de los sitios predilectos de sus habitantes y se ha visto a Michael Eavis muy a menudo comiendo ahí.
No te pierdas: La Abadía de Glastonbery vale la pena por las monedas que cobran a la entrada, y el festival con el mismo nombre es una experiencia que debes vivir al menos una vez en la vida.

16. Chipping Campden, Gloucestershire.

Flickr: mcdemoura / Creative Commons

Una ciudad muy bien conservada en la periferia norte de los Costwolds, Chipping Campdem es la imagen de postal que los extranjeros siempre esperan, pero raramente encuentran, cuando visitan Inglaterra: casas de piedra, pubs con personalidad y jardines podados. A pesar de eso, de alguna manera se ha mantenido relativamente libre de turistas.

Dónde hospedarse: En The Noel Arms o en el Red Lion Inn.
Dónde comer y beber: The Ebrington Arms cubre tus necesidades gastronómicas y el Maharaja ofrece buena comida india.
No te pierdas: El Museo Court Barn, que está dedicado a las artes y figuras artesanales que le han dado a la región la reputación de centro creativo.

17. Avebury, Wiltshire.

Flickr: rictor-and-david / Creative Commons

Avebury está enclavada justo en el medio de un círculo de piedras que rivaliza con Stonehenge. Aunque sus formaciones rocosas no son tan famosas, son igual de misteriosas y potencialmente de mayor significado para los antiguos druidas Ingleses.

Dónde hospedarse: Manor Farm, una granja operativa y B&B en todo el centro de la ciudad.
Dónde comer y beber: “Circle” ofrece buena comida vegetariana y, por ahí cerca, “The George Inn” es un buen sitio para tomar algo.
No te pierdas: Pasear por los alrededores de las piedras antiguas, y tambien tomar una excursión a Lacock a 20 km de distancia, uno de los muchos lugares en los que filmaron Harry Potter.

18. Lancaster, Lancashire.

Flickr: maukee / Creative Commons

Otra ciudad británica clave en tiempos romanos es Lancaster, que tuvo su apogeo en el siglo XVIII y sigue siendo una parada obligada en Lancashire.

Dónde hospedarse: En Penny Street Bridge, que sirve buenas cervezas locales en el bar tanto a residentes como y a visitantes.
Dónde beber y comer: Whale Tail Café es el mejor de comida vegetariana, y The Borough es un bar gastronómico que ofrece picadas.
No te pierdas: El Castillo de Lancaster y el Museo Marítimo que resalta el papel de Lancaster en el comercio de esclavos.

19. Whitby, Yorkshire.

Flickr: paul_stephenson / Creative Commons

Whitby lo tiene todo: estrechas calles medievales, un puerto lleno de coloridos barcos pidiendo a gritos ser capturados con Instagram, bares y tiendas por todas partes y una imponente abadía encima de un acantilado vigilándolo todo. Podría decirse que es uno de los lugares más importantes de Yorkshire.

Dónde hospedarse: Dirígete al “White Horse and Griffin” por su reputación, al “The Whitby YHA” por costos, o al “Avalon” si quieres quedarte donde se hospedó Bram Stoker.
Dónde comer y beber: Desde hace mucho se cree que “Green’s” es el mejor sitio de la ciudad, mientras que en “Magpie” sirven pescado y patatas de clase mundial.
No te pierdas: “The Dracula Trail”, que traza muchos de los lugares reales a los que hace referencia el libro.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

Buzzing ahora