Promoted

¿Qué tal si el matrimonio realmente no es para ti?

Y está bien. En respuesta a esta publicación.

1. Muchas personas que comparten este artículo al parecer creen que ser desinteresado es la única manera de existir. Pero eso no es cierto.

El matrimonio definitivamente no se trata de ser la persona más perfecta y desinteresada del mundo. El matrimonio podría no ser para ti, y es tiempo de aceptar eso sobre tu persona.

Esto no es algo de lo que tengas que avergonzarte. No hay problema si nunca te dan ganas de casarte.

Talvez dejas tus calcetines sucios por todas partes y no quieres someter a otro ser humano a esa vida para siempre. Talvez simplemente no quieres estar atado a una persona por el resto de tu vida.

2. Incluso si quieres casarte, el matrimonio es más que sólo la persona con quien te casas.

Sí, definitivamente, el matrimonio se trata de crear una vida saludable y feliz con otra persona. Sin embargo, ¿sabes lo que sucede cuando empiezas a olvidarte de hacerte feliz a ti mismo? Nadie es feliz.

El matrimonio no debería de ser el acto de olvidarte de ti mismo. Si te olvidas de tu propia identidad, entonces muy bien podrías no haberte casado en primer lugar.

3. Nunca asumas que necesitas estar casado en algún momento de tu vida.

Sólo porque amas a alguien no significa que tengas que casarte con esa persona. ¿Estás bromeando? ¿Sabes a cuántas bodas tendrías que haber asistido si todos se casaran con cada persona que amaron?

Por favor, enamórate, pero no te sientas mal si nunca llegas al matrimonio. Tampoco te sientas mal si crees que en realidad no puedes amar a alguien. Porque entonces el matrimonio no es para ti.

4. También está bien si dejas de amar a alguien.

ALERTA DE METAFORA TOTAL: Los sentimientos son como el océano: profundos, aterradores, desconocidos y siempre cambiantes. No te sientas apenado si no sientes lo mismo después de un tiempo. Puedes sentir lo que tú quieras; ese es el meollo de los sentimientos.

No eres una mala persona si estás preocupado acerca de tus propios sentimientos, y no deberías ser vilipendiado por preocuparte por ti mismo de vez en cuando.

5. El matrimonio no es para ti.

Y tampoco lo es para la otra persona. Es para los dos, como equipo. Si quieren amarse el uno al otro, ámense.

Si no quieren casarse, no lo hagan.

Es bastante simple.

6. Además, a nadie le importa si te casas…

7. …pero si lo haces, puedes dar lo mejor de ti para que funcione.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Creative Coordinator

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

 
  Tu reacción
 

Reacciones

Now Buzzing