Promoted
lol

51 cosas que definitivamente son mejores que salir en un viernes por la noche

También conocido como tu horario de viernes por la noche.

1. Comerse una pizza mediana, en la cama.
2. Comerse una calienta porción de panes de queso, en la cama.
3. Comerse una porción de un delicioso y empalagoso pastel de chocolate, en la cama.
4. Decirle al repartidor de pizza que la pizza mediana, el pan de queso y el pastel de chocolate definitivamente no son solo para ti y luego cerrar la puerta, quitarte los pantalones y comértolo TODO tú solito. Metido en la cama.
5. Comer cubos de queso de una bandeja de quesos, en la cama.
6. Cortar rebanadas gruesas de una pieza enorme de queso y ponerlas sobre galletas y comértelas, en la cama.
7. Llenarte de migas de queso y de galletas y no preocuparte porque es viernes por la noche y simplemente eso es lo que ocurre cuando te la estás pasando bien. En la cama.
8. Acechar a gente sexy en Instagram, desde la cama.
9. Darle “me gusta” accidentalmente a una foto de una persona sexy en Instagram y luego darle “no me gusta” esperando que no lo vean, pero secretamente con la esperanza de que SÍ lo vean y que se enamoren de ti. Mientras estás en la cama.
10. Comer nachos con queso derretido y papitas, en la cama.
11. Comerse como siete tacos de un camión de tacos, en la cama.
12. Comerse toda una caja de cereal en un tazón gigante que definitivamente no era para cereal porque es demasiado grande, pero lo usas de todos modos porque ese es exactamente el tamaño de tazón que necesitas para la cantidad de cereal azucarado que requieres en estos momentos. En la cama.
13. Comerse un paquete entero de galletas Oreo, en la cama.
14. Pedir comida china y decirle al repartidor que la puerta está abierta y que debería llevarla directo a tu cama y después comerte esa comida, en la cama.
15. Frotarte el estómago y gemir suavemente para ti mismo porque tú te das los mejores masajes de estómago. En la cama.
16. Pasar al menos tres horas para decir cuál película ver en Netflix y entonces desistir y pedir otra pizza y comértela. En la cama .
17. Comerte un emparedado gigante, en la cama.
18. Comerse una tibia bolsa de McDonalds que llevaste a casa con vergüenza. En la cama.
19. Comerse un desayuno completo con panqueques, waffles, hash browns, huevos y la carne a tu elección, en la cama.
20. Poner una canción que realmente te guste, pero sin levantarte a bailarla y solo moviéndote un poco, en la cama.
21. Comer pollo frito de una caja de papel grasienta, en la cama.
22. Beber de un vaso pero sin sentarte con antelación y luego derramar tu bebida sobre ti, sobre tus sabanas y sobre tu grasienta caja de pollo. En la cama.
23. Comerse un tazón de chile picante con carne, en la cama.
24. Comer una bolsa de palomitas de maíz de microondas, en la cama.
25. Comerse un paquete entero de pescado, pero NO de los grandes porque esos dan ASCO y son gigantes y ¿por qué los inventaron en primer lugar? Son demasiado grandes. Es demasiado tamaño para un pescado. Nadie necesita tanto pescado. Los pequeños están bien, ¿de acuerdo? Están perfectos. Es suficiente pescado. EN LA CAMA.
26. Comerse una pinta de helado de chocolate con menta directamente del envase, en la cama.
27. Lamer el interior de un envase vacío de helado de chocolate con menta, en la cama.
28. Beberse una botella entera de vino, en la cama.
29. Enviarles mensajes de texto a tus amigos y decirles: “ME ENCANTARÍA poder salir, pero tengo un montón de trabajo que hacer” y luego beber otra botella de vino y mirar Netflix por siete horas seguidas. En la cama.
30. Juzgar gente en Facebook, en la cama.
31. Mirar vídeos de coreografías en Youtube diciendo, en voz alta, a nadie más excepto a ti mismo: “Yo podría hacer eso”. Podría hacer TODO lo que hace Beyoncé “. Y luego pedir otra pizza sin llegar a ponerte de pie y comértela. En la cama.
32. Comprar cosas que no necesitas en lo más mínimo pero que sí te MERECES porque es viernes en la noche y es tiempo de consentirte. En la cama.
33. Verte la cara en el monitor cuando tu mentón está hacia abajo y horrorizarte por un momento antes de darte cuenta que solo te ves así porque es viernes por la noche. Y luego apagar las luces un poquito. En la cama.
34. Desplazarte por Tumblr y reírte maniáticamente, en la cama
35. Preguntarte en voz alta si por fin deberías comprarte un gato para realmente animar estas noches de viernes que de por sí ya están repletas de acción. En la cama.
36. Comerse una bolsa de Cheetos y limpiar el polvo de queso en tu barriga desnuda, en la cama.
37. Dejar caer tu teléfono en tu cara porque estabas usándolo justo por encima de tu cabeza. En la cama.
38. Comer un pedazo grande y delicioso de lasaña, en la cama.
39. Comerse una rebanada entera de pan de ajo crujiente, en la cama.
40. Comerse una caja entera de macarrones con queso, en la cama.
41. Preguntarte por qué el único terrón de polvo de queso de los macarrones con queso instantáneos no se mezcló con los macarrones y después comértelo de todas maneras porque no quieres desperdiciar un buen terrón de queso en polvo. En la cama.
42. Buscar fotos de traseros en internet, en la cama.
43. Pedir un gran caja de galletas calientitas a domicilio y comértelas todas. En la cama.
44. Rascarte todo el cuerpo, en la cama.
45. Comerse una caja entera de Pop-Tarts, en la cama.
46. Comerse una caja completa de 20 piezas de McNuggets, en la cama.
47. Literalmente ver todos los episodio de cualquier programa de televisión que quieras, en la cama.
48. Comerse una bolsa entera de papitas con salsa, en la cama.
49. Literalmente no usar pantalones, en la cama.
50. No usar absolutamente nada de ropa, en la cama.
51. No hacer absolutamente nada y sentirse bien al respecto. En la cama.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

 
 
Now Buzzing
Seguir