50 situaciones incómodas relacionadas con la ropa con las que todas las mujeres tiene que lidiar

Una palabra: tanga.

Revolution Studios

1. Las tangas, en general.
2. Cuando te das cuenta demasiado tarde de que tu camiseta es transparente.
3. Cuando tu falda se pega a tus mallas y realza cada pulgada de tu cuerpo.
4. Las lineas del calzón.
5. Cuando, sin querer, metes tu vestido dentro de tu ropa interior y se la enseñas a todo el mundo.
6. En realidad, el solo mostrar tu ropa interior a todo el mundo cada vez que una fuerte brisa se aproxima.
7. Cuando estás en algún lugar y te salen ampollas en los pies por usar tacones, pero, o te aguantas, o te vas a casa.
8. Cuando estás ligando, te quitas tus calzoncitos y bueno, hay manchas en ellos.
9. Cuando se te enreda el cabello en el cierre de la chaqueta.
10. Cuando los aros de tu brasier se rompen y tienes que aguantar en un estado de agonía desesperante todo el día.

11. Cuando una correa de bolso ataca a tu cabello.
12. Ponerte una camisa, mientras tu cabello aun está húmedo = camisa transparente.
13. Cuando aparece una línea en tus medias y tratas de encubrirlo con esmalte de uñas transparente, sólo para luego tener esmalte de uñas pegado a tu piel.
14. Cuando el escote de tu camiseta se arrastra hacia abajo y de repente estás en la ciudad del escote profundo.
15. El pequeño espacio en la parte trasera de tus jeans, el cual crea la posibilidad de visibilidad de trasero.
16. Cuando la tinta de tus jeans oscuros se corre en la piel y te quedas con las piernas azules.
17. Cuando tus jeans empiezan a estirarse después de pocos días de uso y caminas todo el día haciendo el paso de subir los pantalones.
18. Pantalones blancos, en general.
19. Llevar pantalones de cintura alta en un día que estás súper hinchada.
20. Caminar debajo de la lluvia y que el color de tus zapatos de tacón bajo manche tus pies.

Brownstone Productions (III) / Via whatshouldbetchescallme.tumblr.com

21. Cuando de alguna manera se te manchan los dientes de lápiz labial, y no sabes cuánto tiempo has estado así.
22. Cuando te haces el manicure y el esmalte de uñas te mancha todo el cuerpo en cuestión de 10 minutos.
23. Ponerte una camisa con un cuello pequeño por encima de tu cabeza, y que se te corra todo el maquillaje en el cuello de la misma.
24. Cuando te cepillas los dientes y riegas pasta de dientes en tu camisa, porque tus pechos son como un estante.
25. Manchas de desodorante en tu sujetador deportivo.
26. Usar pantalones ajustados para el gimnasio, y que se te meta el calzón en medio del entrenamiento.
27. Cuando tu sujetador deportivo no está lo suficientemente ajustado, y tus pechos rebotan con voluntad propia.
28. Las mallas, en general.
29. Cuando tus mallas dejan marcas extrañas en la cintura después de quitártelas. (Especialmente si te das cuenta de que esto ha ocurrido en medio de una situación de ligue).
30. La lucha entre querer usar Spanx, porque hace que todo en tu cuerpo se vea más suave, pero no querer perder el conocimiento.

Revolution Studios

31. Todo lo que tenga que ver con brasieres sin tirantes.
32. Bolsos que se convierten en agujeros negros cuando estás buscando algo que realmente necesitas.
33. Ese extraño gordo axilar que SIEMPRE sale cuando te pones algo sin tirantes o con tirantes finos —sin importar la talla que seas.
34. Cuando tus medias adquieren manchas del tinte que hay dentro de los zapatos.
35. Cuando uno de tus tacones renuncia a la vida y se te rompe cuando estás caminando.
36. Tener que llevar una camiseta debajo de una camisa porque esta es un poco demasiado escotada para el trabajo.
37. Usar un bolso cruzado y descubrir que al lucirlo sobre tus pechos, también desabotonas parte de tu camisa.
38. Y cuando este bolso cruzado incómodamente resalta el valle medio de tu escote.
39. Cuando tus pantalones cortos se suben por tu entrepierna y te ves forzada a jalarlos hacia abajo constantemente.
40. Cuando el forro de tu vestido se te sube y debes jalar desde adentro para bajarlo.

41. Accidentalmente meter tu vestido dentro de tus mallas.
42. Mallas que constriñen tu trasero como empaques de salchicha.
43. Pata de camello.
44. Usar una falda y preocuparte por enseñarlo todo si descruzas las piernas.
45. El horror que ocurre cuando usas un vestido corto y eres incapaz de sentarte sin que todo se te suba.
46. Tratar de subir sutilmente tu vestido strapless cuando se te comienza a bajar.
47. Intentar amarrarte el bikini tu misma.
48. O cuando sientes que se te aflojan los tirantes de tu bikini, y sientes que tus pechos comienzan a deslizarse fuera del traje de baño y hacia el resto del mundo.
49. Cuando el aire acondicionado en el trabajo está muy fuerte y tus pezones se endurecen, por lo que tienes que cruzar los brazos para fingir que no pasa nada.
50. Preocuparte de que te veas tan sexy que harás que todas las demás personas en el mundo estén celosas.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

Conversaciones de Facebook
Buzzing ahora