26 platillos que deberías aprender a preparar en tus veintes

Y las recetas que deberías usar para aprender a preparar las mejores versiones de esos platillos.

1. Un delicioso y derretido emparedado de QUESO A LA PARRILLA…

El sitio “Serious Eats” tiene una genial presentación de diapositivas paso a paso de cómo hacer el mejor queso a la parrilla . La clave está en que debes tostar un lado de cada rebanada, colocar el queso entre esos lados tostados, y entonces tostar los lados restantes. Encuentra las instrucciones aquí.

2. Un POLLO ROSTIZADO verdaderamente perfecto…

La única receta de pollo rotizado que realmente importa es la de Thomas Keller. (¡Es la verdad!, en un torneo probamos muchos de ellos, uno al lado del otro). La receta de Keller requiere temperatura muy alta, tres ingredientes (pollo, sal y pimienta) y te enseña las técnicas esenciales para toda la vida. Consigue las instrucciones aquí.

3. VERDURAS ROSTIZADAS básicas…

Calienta el horno a 450°F, prepara las verduras con aceite y sal kosher, extiéndelas en una bandeja para hornear para que no queden muy amontonadas y rostízalas hasta que se vean bien y tengan buen sabor. El único truco es que debes intentar comprender cuáles vegetales toman un poco más de tiempo en cocinarse (los vegetales más duros como las zanahorias, papas, brócoli, etc., toman más tiempo que los vegetales suaves como los champiñones y tomates) así que deberías cortar los primeros en trozos más pequeños para que todo se cocine al mismo tiempo. Sigue un par de recetas y lo lograrás sin problemas después de unas cuantas veces. Consigue una receta básica aquí.

4. Cremosos BROWNIES caseros…

Consigue la receta anterior en “One Sweet Appetite”. A mucha gente también le encanta la receta de “Smitten Kitchen”.

5. MACARRONES CON QUESO empezando desde cero…

Ni siquiera necesitas una receta.

6. El perfecto FILETE sellado…

Dale palmaditas hasta dejar el filete muy seco, condiméntalo, cocínalo a temperatura muy alta con el tipo adecuado de grasa y déjalo reposar. En cuanto al cocimiento, compra un termómetro, revísalo con tu dedo constantemente y la práctica hace al maestro. Aquí puedes ver cómo se hace.

7. GUACAMOL matador…

El auténtico guacamol no lleva ajo ni toneladas de jugo de limón. (En lo personal, pienso que el jugo de limón lo hace celestial, así que se lo agrego de todos modos). El detalle más importante es elegir aguacates que estén muy maduros y agregarle sal con generosidad. Sigue esta receta de Roberto Santibanez para hacer un guacamol realmente sabroso.

8. Una sencilla SALSA DE TOMATE casera…

La salsa de tomate sencillamente se prepara con tomates enlatados y alguna clase de condimento que agregas mientras los cocinas juntos por un rato y dejas que su sabor salga. La famosa receta de salsa de tomate de Marcella Hazan simplemente te pide hervir a fuego lento los tomates enlatados con mantequilla y una cebolla cortada a la mitad. Eso funciona. También sirve saltear una cebolla picada, tal vez algo de ajo, y luego agregar los tomates y hervir a fuego lento durante un rato, como en esta receta de “Bon Appetit”. También puedes hacer algo más complejo salteando incluso más vegetales (zanahoria, apio) y agregando vino tinto y carne siguiendo esta guía en lugar de una receta.

9. Las mejores GALLETAS CON CHISPAS DE CHOCOLATE…

El New York Times hizo una gran historia en el 2008 donde probaron y volvieron a probar diferentes métodos para hacer galletas con chispas de chocolate para “ensamblar un nuevo arquetipo de receta de galletas”. Los resultados indicaron que dejar descansar la masa durante la noche antes de hornearla es esencial. Aquí tienes la receta.

10. CERDO DESHILACHADO a fuego lento…

Esto es muy fácil con una olla de cocimiento lento (también conocida como Crock-Pot). Aquí está la receta. Si no tienes una olla de cocimiento lento, utiliza esta receta para hacerla en tu horno y déjala cocer por mucho tiempo.

11. Una FRITTATA fácil…

Esta receta te resulta realmente útil cuando tienes a un gran grupo de personas a quienes necesitas prepararles el desayuno, o cuando tienes muchos vegetales y no estás seguro de cómo usarlos rápidamente. Simplemente saltea verduras, vierte huevos batidos, cocínalo un rato en la hornilla de la estufa y luego mételo en el horno durante unos cuantos minutos. Consigue la receta aquí. Una vez que hayas dominado lo básico, intenta hacer una frittata con papas - ¡RICO!

12. MUSLOS DE POLLO rostizados en la sartén…

Esta receta te muestra la manera más económica y rápida de hacer un pollo delicioso - mucho mejor que cualquier cosa que hayas hecho con pechuga de pollo… ¡en serio! Sigue esta receta básica. La usarás un millón de veces.

13. Unas sencillas LEGUMBRES VERDES SALTEADAS…

Agrega aceite vegetal en la sartén hasta que esté bien caliente, echa dentro las legumbres cortadas durante un poco de tiempo y luego sazónalas con sal hasta que logres el sabor que te gusta. Funciona con espinacas, col rizada, acelgas, brotes de mostaza, cualquier cosa. Si quieres, antes de agregar las legumbres, puedes saltear chalote, ajo o cebolla en la sartén aunque no es obligatorio. Aunque no necesitas hacerlo, también puedes agregar limón o vinagre y algo de pimienta roja. Consigue la receta.

14. Esponjosos PANQUEQUES que no son de caja…

Saber cómo hacer esto te convertirá en el héroe de las mañanas de los domingo muchísimas veces en tu vida. Consigue la receta.

15. MEJILLONES en salsa de vino blanco…

Quedarás sorprendido con lo fácil que es cocinar mejillones - y con almejas funciona exactamente de la misma manera. Agrega pan crujiente y estás en el cielo. Consigue la receta.

16. CREMA BATIDA…

ThinkStockPhoto

Algo muy simple e increíblemente delicioso. Coloca crema espesa en un tazón, bátela (con un batidor de mano… tú puedes hacerlo, no te rindas, no te va a tomar TANTO tiempo… o con una batidora eléctrica) hasta que espese, luego añade un poco de azúcar. Acompáñala con fresas y tendrás el mejor y más sencillo postre de todos los tiempos. Aquí encuentras las instrucciones.

17. Una buena HAMBURGUESA…

Gran parte de esto es aprender cómo limpiar la parrilla y encender las brasas, conocer el momento en que la parrilla está lo suficientemente caliente y saber cómo controlar el calor, lo cuál realmente sólo requiere de investigación (es decir, mira algunos videos en línea) y práctica. Pero empieza ahora con esta receta súper básica de hamburguesas.

18. Un cremoso PURÉ DE PAPAS…

Para hacer puré de papas, corta las papas crudas en trozos iguales (puedes pelar las papas o no), cúbrelas con una pulgada de agua fría, pónlas a hervir y cocínalas hasta que las puedas atravesar fácilmente con un cuchillo, luego escúrrelas. Mientras tanto, en otra olla calienta mantequilla y crema (o leche, o mitad y mitad), mézclalo con las papas cocidas y una buena cantidad de sal y machácalo todo junto. Si necesitas hacerlo, puedes añadir más leche, mantequilla y sal hasta que logres el sabor que deseas. Mucha gente le agrega a la mezcla de mantequilla y crema cosas como ajo, especias, crema ácida e incluso queso para obtener un sabor extra delicioso (como esta receta de puré de papas con ajo al estilo restaurante). Pero si quieres comenzar con lo más básico, usa esta receta.

19. Instrucciones básicas para BLANQUEAR VEGETALES…


Esta es la forma más común en que los restaurantes cocinan los vegetales y puede hacerse con casi cualquier vegetal. Que esto no te asuste. Es fácil y asombroso. Blanquear significa poner un vegetal rápidamente en agua con sal hirviendo hasta que esté apenas cocido, usualmente sólo uno o dos minutos (conocerás el punto porque tu boca lo sabrá cuando pruebes uno) entonces inmediatamente lo sumerges en agua helada para detener la cocción. Es una técnica básica esencial en la cocina que debes dominar lo más pronto posible.

 

Paso 1: hervir una gran olla de agua.
Paso 2: salar el agua.
Paso 3: una vez que el agua esté hirviendo, vierte dentro del agua lo que miden dos puños de tu mano de una sola clase de vegetales aproximadamente de 1 a 3 minutos (el tiempo que necesites depende del vegetal). Ten cuidado de no juntar muchos o agregar demasiados vegetales al mismo tiempo. Si vas a cocinar muchos vegetales, hazlo por partes; necesitas que el agua se mantenga hirviendo a la misma temperatura todo el tiempo.

 

Paso 4: después de un minuto, prueba uno de los vegetales. Cuando se trata de vegetales más grandes como el bróculi y no quieres probarlo, puedes insertar un cuchillo pequeño en la parte más gruesa del tallo (si el cuchillo se desliza fácilmente, está listo).
Paso 5: retira los vegetales cocidos usando pinzas, una cesta o un cucharón. (Probablemente no querrás tirar los vegetales en un colador y perder el agua hirviendo pues puedes usarla para cocinar más y diferentes tipos de vegetales —ejotes, luego espárragos, después arvejas— y hacer una deliciosa ensalada de vegetales. Así que al final puedes cocinar lo más pequeño que no quieras andar pescando con una cuchara -como las arvejas- y luego podrás tirar el agua).

 

Paso 6: dale un “shock” inmediatamente a tus vegetales cocidos colocándolos directamente del agua hirviendo a un recipiente con agua helada - usa mucho hielo - para detener rápidamente la cocción y que se mantengan verdes y brillantes. Intenta practicar esta receta, aunque si no puedes encontrar habas (aparte de que son difíciles de pelar), simplemente usa guisantes verdes, arveja china o ejotes (judías).

20. ARROZ preparado en tu estufa…

ThinkStockPhoto

Usa esta receta. El sitio “The Kitchn” también tiene excelentes instrucciones paso a paso para preparar una olla básica de arroz, además de consejos para aliviar tus temores.

21. Un saludable PESCADO AL HORNO…

Si realmente tienes miedo de cocinar pescado, es mejor hacerlo en un pequeño envuelto de papel aluminio o encerado porque ese es el método más sencillo. Pero preparar una marinada/salsa y hornearlo como en receta de la foto de arriba también es genial.

22. Un sustancioso ESTOFADO DE CARNE…

Esta es una buena receta para aprender primero porque te enseña lo básico acerca de los estofados: sellar la carne por todos lados en una olla caliente, retirarla, saltear unas cuantas cebollas en esa misma olla, agregar un poco de líquido (caldo, vino, lo que sea) y raspar todo lo que queda pegado al fondo de la olla, poner nuevamente la carne en la olla con mucho caldo y algo de vino, algunas hierbas y cocinar a fuego lento por un rato. Casi al final agrega vegetales como papas, zanahorias y guisantes (que desees que queden al dente) para que se cocinen sólo hasta que estén en su punto y no se desintegren. Sigue esta receta clásica de “CHOW” o ésta que es increíble y muy similar de “Gourmet”.

23. Un PASTEL sencillo para ocasiones especiales…

Para hacer un pastel, necesitas una batidora eléctrica y algún tipo de molde para hornear. El pastel más fácil del mundo es un panqué, porque es sólo eso, un panqué, pero aun así cuenta absolutamente como un gesto de amabilidad si es el cumpleaños de alguien o es una celebración especial. Y son deliciosos. Aquí está una genial receta de panqué de vainilla de Dorie Greenspan”, la reina de las recetas de repostería (quien también proporciona una salsa de chocolate aquí), y el compacto panqué de chocolate de Nigella Lawson.

24. El GLASEADO básico…

 

El glaseado de crema de mantequilla es la cubierta básica para cupcake/pastel que untas alrededor como si fuera magia y que tiene un sabor cremoso y delicioso. La mayoría de las recetas para glaseados deben hacerse con batidoras estáticas de pie (porque toma un rato cremar la mantequilla para que esté lista así que es cómodo poder alejarse un rato), pero realmente no necesitas una si tienes una batidora eléctrica de mano. Lo básico es que vas a batir la mantequilla por un largo tiempo en el tazón y luego vas a añadir azúcar glass. Aquí tienes una receta de glaseado de crema de mantequilla con sabor a vainilla; un clásica glaseado de mantequilla con sabor a chocolate; un glaseado un poco más cremoso y muy denso y un glaseado de queso crema.

25. Un sencillo ADEREZO PARA ENSALADAS…

¿Has visto cuando estás en un restaurante italiano un recipiente con aceite de oliva y una pequeña piscina de vinagre balsámico flotando en él para que metas tu pan ahí dentro? Ése es básicamente un aderezo para ensalada que no ha sido batido o mezclado. Una vez que conozcas lo básico, podrás hacer realmente cualquier receta de aderezo para ensaladas… y esto es lo básico:

La proporción es más o menos 1 parte de ácido por 3 partes de aceite. Ácido significa usualmente vinagre o jugo de limón.
Empiezas con el ingrediente ácido y luego vas batiendo el aceite poco a poco.

CÓMO PREPARARLO:

1. Comienza con un tazón grande o un frasco con tapadera. * El tazón debe ser grande porque batir en un tazón pequeño es algo estúpido y frustrante y tendrás que batir realmente mucho para conseguir que el aderezo emulsifique/espese.

2. Luego empiezas con el ingrediente ácido. El ingrediente ácido puede ser jugo de limón o de lima, o la combinación de cítricos. Puedes usar vinagre en lugar de o además de los cítricos - el vinagre de vino blanco, vinagre de vino tinto, vinagre balsámico, vinagre de champán, vinagre de arroz o vinagre de Jeréz le dará un mejor sabor en lugar de usar un simple vinagre blanco o de cidra de manzana, los cuales son un poco fuertes.

Mide la cantidad de ácido que uses porque querrás usar tres veces esa cantidad cuando midas tu aceite. Recuerda que si usas vinagre más cítricos aun así necesitarás una tercera parte de lo que usarás de aceite.

3. Lentamente vierte y mezcla con un batidor el aceite de oliva, como un hilo. Entonces, si vas a usar una cucharada de jugo de limón, usas tres cucharadas de aceite. Si usas 1/4 de taza de jugo de limón y/o vinagre, usa 3/4 de taza de aceite de oliva.

Si estás usando un frasco con tapadera, simplemente añade todo el aceite, ponle la tapadera y agítalo. Si lo estás haciendo en una licuadora, haz exactamente lo mismo. (Las licuadoras son especialmente asombrosas cuando usas cosas como chalotes o ajo en el aderezo, porque todo se licúa y sabe delicioso).

4. Agrega bastante sal Kosher y pimienta al gusto.

(Una vez que dominaste lo básico: Si gustas puedes añadir otros sabores, agregarlos al vinagre o jugo de limón antes de añadir el aceite. ASÍ QUE, ya sea chalote picado, ajo picado, jengibre picado, miel, salsa de soya, salsa picante, salsa de pescado, lo que sea, agrega cualquiera o todos estos ingredientes en el tazón con tu agente ácido en la cantidad que consideres necesaria para que tenga un buen sabor. Otro ingrediente genial para añadir a tu ingrediente ácido antes del aceite es la mostaza, porque tiene doble función: la mostaza añade sabor pero también es un gran emulsificante, esto quiere decir que ayuda a que el aceite y el ácido se mezclen, espesen y el resultado sea un auténtico aderezo. Realmente las hierbas se pueden agregar en cualquier punto de la preparación).

Sigue esta receta básica. Otras buenas recetas básicas son esta receta de vinagreta de limón y todo lo que está aquí… y, además, “Cooking Light” tiene muy buenas fotos del proceso paso a paso.

26. Un PLATO DE QUESOS bueno y sencillo…

Macey Foronda

Esto no es exactamente “cocinar” como tal, pero obviamente es muy importante porque se trata de queso. Nunca más tendrás que servir en una fiesta esos cubitos de queso previamente empaquetados. Existe otra manera que no requiere de una elegante tienda de quesos.

Want more amazing recipes? Sign up for the BuzzFeed Food newsletter, and we’ll send them to you twice a week!

View this embed ›

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

Buzzing ahora