21 cosas que los corredores no te dirán

Sólo 2 de ellas tienen que ver con popó.

1. La hora de correr depende de la hora en la que vas al baño a hacer popó…

Pues no hay nada peor que tener ganas de hacer popó mientras estás corriendo.

2. Lo que significa que sabes cómo hacer para tener ganas de hacer popó…

Café, luego agua fría y repetir.

3. Los zapatos SÍ importan…

Debes cambiarlos más seguido de lo que crees y necesitas tenis especiales para correr, como los Brooks o Mizuno, NO unos Nike para la máquina elíptica. Lo cual no será algo agradable para tu presupuesto. (A menos que te parezca bien usar los tenis más feos de “Sierra Trading Post”, que a muchos de nosotros NOS PARECEN PERFECTOS).

4. Pierdes la mitad de tu fin de semana cuando haces carreras largas…

Cuando corres más de 16 kilómetros, no sólo debes portarte bien la noche anterior, sino que gastas todo el día siguiente a la carrera durmiendo y comiendo.

5. Correr es aburrido a morir…

Puedes poner nueva música en tu teléfono, hacer un nuevo y divertido recorrido o cambiar de ropa de entrenamiento, de todas maneras, hay veces en las que… sencillamente no ves la hora en que se termine.

6. Siempre te sientes genial después de correr, pero la “euforia del corredor” sigue siendo difícil de alcanzar…

7. Y aunque hayas corrido distancias largas (más de 16 km), a veces te sigue pareciendo duro correr casi 5 kilómetros…

NBC / Via gifbay.com

¡A veces lo odias!

8. Perder una o más uñas del pie es algo bastante posible…

Y cuando vas a hacerte la pedicura, por lo general alguien hace una mueca.

9. El uso de una tanga es una necesidad…

Para… eh… problemas de SUDORACIÓN TRASERA. Lo que también se conoce coloquialmente como “culo mojado”.

Pues simplemente no puedes con esos shorts para correr que llevan ropa interior incorporada, en cuyo caso…

10. …Tu ropa para correr huele a MUERTO…

11. Dos palabras: MISILES MOCOSOS…

Pero, deberías aceptar los misiles mocosos, así como los corredores antes de ti aceptaron los misiles mocosos anteriores.

12. Eres extremadamente específico en las condiciones que necesitas para correr y la más mínima molestia puede arruinar por completo una carrera…

(Nada de audífonos con cables que se muevan en exceso).

13. Deshidratarse es más fácil de lo que piensas…

¿Esa sensación de gripe, náuseas o dolor de cabeza que te da después de correr en el sol? Sip, estás deshidratado porque no bebiste 30 millones de galones de agua antes.

14. Esto de verdad es formidable…

15. Esto también…

16. Sí, a veces te duelen las rodillas…

Y los tendones de Aquiles. Y el ligamento cruzado anterior. Y los cuádriceps. Y los tendones de la corva.

17. Gastas demasiado dinero en pendejadas como estas…

Nathan Sports / Via nathansports.com

18. Algunas veces se te manchan de sangre los calcetines cuando corres…

¡Ampollas! Sucede.

19. Estás obsesionado con tu reloj Garmin; quizás hasta te gusta más que tu smartphone…

20. El roce de los pezones EXISTE.

21. Pero al final, te gusta tanto, que todo lo raro y asqueroso vale la pena por completo.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

Buzzing ahora